‘No se está prohibiendo ningún tipo de contenido u opinión’

Hernán Reyes. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 68
Contento 0
Estefanía Celi R. Redactora

politica@elcomercio.com (I)

El Consejo de Regulación de la Comunicación (Cordicom) aprobó el pasado 19 de septiembre el reglamento para las franjas de horarios en la televisión y radio, que regula el tipo de programación a transmitirse. Esta normativa entrará en vigencia el próximo 18 de noviembre.

El reglamento establece tres franjas horarias: de 06:00 a 18:00 contenido apto para todo público, de 18:00 a 22:00 con supervisión adulta y de 22:00 a 06:00 contenido para adultos.

¿Cómo se llegó a la determinación de las franjas horarias?

La Ley de Comunicación habla de la prevalencia de ciertos tipos de contenidos, fundamentalmente educativos, formativos, informativos y culturales. Ese es el ideal y la meta a seguir. Además, está la protección a los niños, niñas y adolescentes, y ese es uno de los principios en los que opera este reglamento. Pero no es nada nuevo, porque los medios de comunicación ya lo venían cumpliendo.

El reglamento habla de lo que deberían ser los contenidos. ¿Cómo se hace la clasificación?

Hablar de prohibiciones podría dar lugar a decir que se está queriendo recortar contenidos en términos moralistas o de gustos. No queremos cerrarnos a decir solamente debería ser esto y que exista una especie de “check list” que los medios tengan que cumplir. Esto propende hacia la autorregulación de los medios.

¿No es muy amplio?

Si nosotros habláramos de prohibiciones, estuviéramos recibiendo más críticas. Nosotros lo que buscamos es propender a mejores contenidos en la radio y televisión. Partimos de la idea de que no hay un derecho de libre elección de contenidos absoluto, pues existen grupos de protección especial.

Pero, con este reglamento y el del 1x1 en la música, ¿no está el Cordicom diciéndole a la gente qué debe ver u oír?

Es curioso ese argumento porque muy poca gente cuestiona lo que nos obligan a ver los medios, basadas en la rentabilidad económica. Se podría decir que yo rechazo que los medios me muestren 25 horas de telenovelas al día. Amplios sectores sociales le han encargado al Estado poner los límites, no decir a la gente qué debe y qué no debe ver. Hay que darle más instrumentos al televidente para que no exista esta idea falsa de que les estamos dando lo que quieren ver porque existe la evidencia del rating.

¿Quién determinará qué tipo de contenido es el de uno u otro programa, por ejemplo las telenovelas?

Nosotros no estamos encargados del control ni del monitoreo, eso es competencia exclusiva de la Superintendencia de Comunicación. No estamos haciendo ningún tipo de señalamiento de que tal contenido debe ir en tal franja; el medio debe definir su programación.

La franja de 06:00 a 18:00 es para los programas aptos para todo público. ¿Qué pasa con los noticieros?

Nosotros hemos planteado que se eviten cosas que han resultado cuestionadas. El reglamento habla de una franja de protección reforzada de 07:00 a 09:00 y de 15:00 a 18:00, en las que no se pueden hacer uso de imágenes que hagan apología de actos de violencia, toxicomanía, sexo explícito o tratos crueles, siempre pensando en esa audiencia especial. Esto tiene que ver con el contenido, no es que se está prohibiendo ningún tipo de noticias u opiniones.

¿Y la sabatina? Las palabras que usa el presidente Rafael Correa son a veces muy fuertes y esta se transmite a las 10:00...

No he visto que se pasen en la sabatina contenidos sexualmente explícitos ni escenas violentas.

Hablamos de los términos que usa el Presidente.

Normalmente, la discusión o el debate político puede tener lenguaje un tanto subido de tono, a algunas personas les puede parecer muy violento y a otras muy fogoso, y no me refiero a la sabatina sino al discurso político en general. Creo que esto, efectivamente, tendrá que cuidarse. Nosotros siempre pensamos en lo que sea más provechoso para los ciudadanos.

Perfil
Su trayectoria. Es catedrático en Comunicación y el vocal del Cordicom en representación del Consejo de Participación.

Su punto de vista. El Estado debe limitar los contenidos de los medios de comunicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)