25 de abril de 2016 08:45

Rey de España recibe a los políticos antes de convocar nuevos comicios

El rey Felipe VI y la reina Letizia durante el almuerzo en el Palacio Real. Foto: EFE

El rey Felipe VI y la reina Letizia durante el almuerzo en el Palacio Real. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Sonrisas y apretones de manos pese a la gravedad del momento: el rey Felipe VI de España inició el lunes 25 de abril del 2016 una última ronda de consultas con los líderes políticos, para confirmar si, ante la imposibilidad de formar gobierno, convoca nuevas elecciones.

La cuarta economía de la Eurozona lleva ya más de cuatro meses con un ejecutivo en funciones, incapaz de tomar decisiones relevantes pese a que el país se debate todavía por superar una larguísima crisis.

Si hay nuevos comicios, la situación se prolongará tres o cuatro meses más, en el mejor de los casos. En el peor, el país espera no batir el récord belga de 541 días sin gobierno.

Con traje gris y corbata azul claro, Felipe VI fue recibiendo durante todo el día a portavoces de las fuerzas políticas, de menor a mayor representación parlamentaria.

Esta tercera ronda de consultas desde las legislativas del 20 de diciembre será mucho más corta que las anteriores.

El lunes el rey convocó a ocho formaciones. El martes, a las seis restantes, terminando por las cuatro principales: el partido de centroderecha Ciudadanos, el de izquierda radical Podemos, el socialista PSOE y el conservador Partido Popular.

Tras posar con cada político ante los fotógrafos, el monarca les acordaba menos de una hora en su despacho. El objetivo, confirmar si alguno ha logrado forjar alianzas suficientes -en un parlamento muy fragmentado- para ser investido presidente del gobierno.

La respuesta, conocida de todos: no

Tras meses de negociaciones infructíferas, el plazo para elegir a un nuevo ejecutivo que suceda al del conservador Mariano Rajoy vence el 2 de mayo.

Sin embargo, parece probable que la Casa del Rey no prolongue la agonía política y anuncie, poco después del fin de los encuentros, la organización de nuevo comicios el 26 de junio: primera fecha permitida por los plazos constitucionales, y última antes del inicio de vacaciones del verano boreal.

 Más de lo mismo 

La formación de un nuevo gobierno “ lo hicieron imposible el PSOE y Ciudadanos ” , lanzó el domingo Rajoy desde un acto en Córdoba, en el sur del país.

“Rajoy está fingiendo, no ha movido un dedo; él está ya en las elecciones”, contraatacaba Albert Rivera, líder de Ciudadanos, en el diario centroderechista El Mundo.

El PP de Rajoy llegó en cabeza de los comicios de diciembre (123 de 350 diputados) . Pero, sin la comodísima mayoría absoluta de 186 diputados que logró en 2011 y sin ningún aliado, tras la primera ronda de consultas reales en enero, renunció a intentar la investidura.

La misión fue entonces confiada al líder socialista Pedro Sánchez (90 diputados) , que afirmó querer negociar con todos, a su izquierda y su derecha, salvo el PP. Sin embargo, sólo logró un acuerdo con Ciudadanos (40 escaños) que, rechazado en bloque por la izquierda por considerarlo demasiado liberal, desembocó en estrepitosos fracasos en dos votaciones de investidura en marzo.

Desde entonces, nada se ha movido sustancialmente. Y, según los sondeos, tampoco la opinión de los españoles, que parecen determinados a votar de forma bastante similar.

Una encuesta publicada por El Mundo el domingo vaticinaba 123 diputados para el PP, 90 para el PSOE, 70 para Podemos si como parece se alía la coalición ecolo-comunista IU y 44 para Ciudadanos, en detrimento de las formaciones más pequeñas.

Otra, publicada por El País, de centroizquierda, el viernes, predecía un resultado semejante pero con una superación de Podemos-IU al PSOE en número de votos.

“El PSOE es el que (...) más riesgos tiene” , dice a la AFP la socióloga Belén Barreiro, directora del instituto de sondeos MyWord. “ Va a pedir el voto útil ” para impedir que Rajoy repita en el poder, “ pero ¿para qué? ” , se pregunta, recordando sus dificultades para pactar con el radical Podemos.

“Me da la sensación que no va a ser más fácil, sino más difícil todavía, ponerse de acuerdo”, confirmaba uno de los barones socialista, Miquel Iceta, en un encuentro con la prensa internacional.

Todas las formaciones preparan ya, aunque sin decirlo, una campaña más austera que en las elecciones precedentes. Y, seis meses después, éstas pueden volver a dejar al país en el punto de partida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)