29 de abril de 2015 12:00

El rey saudí nombra a un nuevo heredero y promueve a su hijo

El príncipe Mohamed bin Salman, hijo del actual rey saudí, Salman bin Abdelaziz y segundo en sucesión. Foto: EFE

El príncipe Mohamed bin Salman, hijo del actual rey saudí, Salman bin Abdelaziz y segundo en sucesión. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Tres meses después de acceder al trono de Arabia Saudita, el rey Salman nombró el miércoles, 29 de abril de 2015, nuevo príncipe heredero a su poderoso ministro de Interior, su sobrino Mohamed bin Nayef, y convirtió a uno de sus hijos, Mohamed bin Salman, en segundo en el orden de sucesión.

En el marco de una vasta remodelación de su gobierno, el rey decidió además la partida del príncipe Saud al Faisal, al frente durante 40 años del ministerio de Relaciones Exteriores de Arabia Saudí, principal exportador mundial de petróleo. Será reemplazado por el embajador en Washington, Adel al Jubeir.

Mediante un decreto publicado el miércoles, el soberano sustituyó a su heredero al trono, el príncipe Moqren, por su sobrino y ministro de Interior, Mohamed bin Nayef, de 55 años, hasta ahora segundo en el orden de sucesión.

"Hemos decidido aceptar la petición del príncipe heredero de ser relevado", indicó el palacio real. Moqren también dejó su puesto de viceprimer ministro, asumido por Nayef, que mantendrá además la cartera de Interior.

Nayef ha liderado la lucha contra Al Qaida, debilitando su presencia en el reino. Tras la muerte de su padre y ministro de Interior, fue nombrado en ese cargo en 2012.

Su designación confirma el ascenso político de los príncipes de segunda generación, es decir, los nietos de Abdel Aziz, fundador del reino saudí.

el ministro de Interior, el príncipe heredero Mohammed bin Nayef bin Abdulaziz, en Riyadh (Arabia Saudí).. Foto: EFE

el ministro de Interior, el príncipe heredero Mohammed bin Nayef bin Abdulaziz, en Riyadh (Arabia Saudí). Foto: EFE

Moqren, de 69 años, es el hijo más joven de los 35 que tuvo Abdel Aziz. Se convirtió en príncipe heredero tras la muerte del rey Abdalá, sucedido el 23 de enero por su hermanastro Salman bin Abdel Aziz, de 79 años.

El rey nombró además a su hijo y ministro de Defensa, el príncipe Mohamed bin Salman, en la treintena, segundo en la línea sucesoria. El príncipe preside además el Consejo Económico y de Desarrollo, un órgano de coordinación creado por su padre.

Sangre nueva

Se trata de la segunda remodelación gubernamental desde la entronización de Salman, quien destituyó sobre todo a dos hijos de su predecesor.

Bajo su reinado, Arabia Saudí ha adoptado un papel más destacado en política exterior, poniéndose al frente de una coalición árabe que lleva a cabo una operación militar en Yemen para impedir a los rebeldes chiitas, aliados de Irán, tomar el control del país, en la frontera sur del reino.

Así, desde el 26 de marzo, esta coalición liderada por Arabia Saudí, un reino ultraconservador donde nació el wahabismo (una versión rigorista del islam sunita), ha llevado a cabo bombardeos en el país vecino para intentar frenar el avance de los rebeldes chiitas hutíes.

Con esta campaña militar, que continúa dejando decenas de muertos por día, el ministro de Defensa se ha convertido en una figura destacada en las últimas semanas.

"El rey Salman quiere rejuvenecer las estructuras del Estado inyectando sangre nueva", indicó a AFP el analista saudí Jaled Batarfi.

La designación del príncipe Mohamed bin Nayef como heredero debería ayudar al nuevo rey a reforzar el control de la rama Sudairi de la familia real, que había perdido peso con Abdalá, según los expertos.

El príncipe Moqren sólo tenía una posición "protocolar" bajo el reino de Salman, mientras que Mohamed bin Salman se perfila cada vez más como el "hombre fuerte de Arabia Saudita", indicó un diplomático occidental.

Por otro lado, el príncipe Saud, uno de los ministros de Relaciones Exteriores con más años en el cargo del mundo, deja el ministerio a petición suya por razones de salud, según el palacio real.

Nacido en 1940, Saud sufre problemas de columna vertebral, por los que se operó en Estados Unidos. Fue nombrado este miércoles consejero y enviado especial del rey, conservando un papel de supervisión en las relaciones exteriores.

En otro decreto, el rey llamó a la población saudí a "jurar lealtad" a los príncipes Mohamed bin Nayez y Mohamend bin Salman.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)