6 de febrero de 2016 10:47

La revolución juvenil de Bernie, el problema de Hillary

El electorado juvenil es el que estará en disputa, en las próximas primarias de New Hasmpshire donde Bernie Sanders cuenta con un gran apoyo según sondeos. Foto: AFP

El electorado juvenil es el que estará en disputa, en las próximas primarias de New Hasmpshire donde Bernie Sanders cuenta con un gran apoyo según sondeos. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

Los demócratas que votan por primera vez apoyan en masa a Bernie Sanders, el senador de 74 años y con siete nietos que aspira a la candidatura presidencial, causando a Hillary Clinton un déficit de votantes jóvenes a medida que se estrecha la carrera por la Casa Blanca.

La exprimera dama y exsecretaria de Estado, que largó su segundo intento por obtener la candidatura demócrata y convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos, se ha visto obligada a reconocer que necesita una mejor conexión con los votantes jóvenes.

Las encuestas revelan que el senador por el estado de Vermont, nacido durante la Segunda Guerra Mundial y satirizado por el comediante Larry David de tener un único par de calzoncillos, aniquila a Clinton entre los demócratas menores de 30 años.

Según un sondeo de la Universidad de Massachusetts/Lowell divulgado el viernes, Sanders cuenta con el 89% de las adhesiones entre los jóvenes de New Hasmpshire, estado que el martes próximo celebra primarias.

En los caucus (asambleas partidarias) de Iowa, realizados el lunes pasado, Sanders ganó el 84% de los votos de electores demócratas entre 17 y 29 años.

Las razones más frecuentemente citadas incluyen su llamado a una revolución política para limitar la codicia de Wall Street, restringir las donaciones de los multimillonarios a las campañas electorales, proporcionar un sistema de salud universal y educación universitaria pública gratuita, así como legalizar la marihuana.

Muchos estudiantes de la Universidad de New Hampshire, donde las matrículas arrancan en unos USD 17 000 anuales, se sienten identificados con su mensaje, aunque otros cuestionan que, de resultar electo, alguna vez pueda poner en práctica sus promesas de campaña.

“Es definitivamente muy interesante escuchar sobre Bernie Sanders y esta campaña en las bases que ha crecido para convertirse en un gran fenómeno”, dijo Kelly Pedersen, de 18 años.

Nacida durante el segundo mandato de Bill Clinton (1993-1997 y 1997-2001), Pederson dice que se inclina por los demócratas en su primera participación electoral. “La deuda universitaria es una parte muy importante de nuestras vidas”, dijo a la AFP.

“Podrá ser un caballero muy mayor pero creo que lo que más resuena es que piensa en nuestra generación porque también sabe que somos el futuro. Creo que eso es lo realmente importante”, indicó.

Conexión con la audiencia

El estudiante de Administración de Empresas Kendre Rodriguez, 21, dice que es fácil ver el atractivo de Sanders. “Cuenta una historia muy interesante y creo que parte de lanzarse a una campaña política implica lo bien que uno se conecta con la audiencia”, señaló.

Tal vez la crítica más frecuente a Clinton sea que su mensaje poniendo énfasis en su edad y experiencia se enfoque demasiado en ella misma, mientras Sanders dedica más tiempo a decir a los votantes que está dispuesto a hacer por ellos.

Una encuesta de la Quinnipiac University divulgada el viernes 5 de febrero del 2016, ubica a Clinton y Sanders cabeza a cabeza con 44% y 42% a nivel nacional, con un 11% de indecisos, lo que implica un enorme avance para el veterano senador que en diciembre estaba a 30 puntos de la exprimera dama.

D'Mahl McFadden, estudiante de Recreación Deportiva de 22 años y políticamente independiente, dice que duda entre Sanders y el republicano Marco Rubio, el joven senador por Florida de origen cubano, que viene creciendo en las encuestas de su partido.

Sanders “realmente parece preocuparse por la gente”, señaló McFadden, quien dice sentir admiración por el presidente Barack Obama.

Se reserva las mayores críticas para Hillary Clinton y Donald Trump, el favorito del bando republicano. “Siento mucho desprecio por ellos”, dijo. “Creo que hay un lado completamente oculto de ella que no conocemos. No confío en ella”.

'Una mala palabra'

Kyle McCrory, 22, estudiante de Asuntos Internacionales y Rusos, está de acuerdo con el juicio sobre Clinton, pero también dijo tener importantes reservas sobre Sanders. “Hillary parece un poco taimada y poco fiable”, consideró. “Parece estar muy desconectada con los votantes jóvenes y todos sus intentos por llegar a la juventud lucen muy artificiales”.

Pese a reconocer la buena conexión de Sanders con los estudiantes, dijo que le preocupan sus posibilidades reales de ganar en un país donde su auto proclamado socialismo democrático también inspira desconfianza.

“Es como una mala palabra en Estados Unidos”, afirma McCrory. “Aún si uno tiene sentimientos amigables hacia eso, sabes que hay suficientes personas que no y que será una cruz”.

Jack Sullivan, de 20 años, estudiante de Marketing, dice inclinarse por Rubio, y también descarta sentirse impresionado por Clinton.

“Creo que lo que algunos chicos de la universidad no entienden es que si de hecho (Sanders) logra la presidencia, vamos a tener que pagar por la universidad gratis y aún tener que pagar por nuestros estudios”, consideró.

“Creo que hay un poco de ingenuidad. Pero le está yendo muy bien en las encuestas, lo está haciendo bien, así que hay que darle crédito”, agregó.

“Muchos de los jóvenes votantes no comprenden el lado fiscal del asunto”, concuerda el estudiante de Finanzas y admirador de Clinton, Nicholas Tougias, de 20 años. “No comprenden que tenemos que pagar impuestos para pagar por todas estas cosas” que promete Sanders.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)