18 de julio de 2017 16:11

La UNE se convirtió en tema de discusión, en Carondelet

En la mesa directiva, cerca del Presidente, estuvieron el ministro de Educación, Fánder Falconí, y el secretario de Educación Superior, Augusto Barrera.  Foto: Cortesía Presidencia de la República del Ecuador

En la mesa directiva, cerca del Presidente, estuvieron el ministro de Educación, Fánder Falconí, y el secretario de Educación Superior, Augusto Barrera. Foto: Cortesía Presidencia de la República del Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 83
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Diego Puente

El presidente Lenín Moreno recibió en el Palacio de Carondelet a los representantes de la Red de Maestros. Los docentes hablaron sobre supuestas irregularidades que habrían sido cometidas quienes integraban la desaparecida Unión Nacional de Educadores (UNE), con el aporte económico de los miembros.

Pidieron al Primer Mandatario su apoyo para continuar con el proceso de liquidación. Wilmer Santacruz, titular de la Red, comentó la mañana del martes 18 de julio del 2017 que algunos locales han servido “para los negocios privados y particulares”. Él fue quien recordó que esa organización ya no cuenta con la personería jurídica para representar a los educadores.

Video: YouTube, cuenta Presidencia de la República del Ecuador ©SECOM


En la mesa directiva, cerca del Presidente, estuvieron el ministro de Educación, Fánder Falconí, y el secretario de Educación Superior, Augusto Barrera. También estuvo la profesora Jenny Villacis, representante de la comisión liquidadora de la UNE, que también estuvo en la reunión con el Jefe de Estado.

“Lamentablemente se ha encontrado durante nueve meses de trabajo muchísimas irregularidades que ya van a la parte inmoral de lo que es ser un docente”, sostuvo.

La comisión encontró que supuestamente existen USD 385 000 en deudas con trabajadores. También dinero por pagar al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y al Servicio de Rentas Internas (SRI).

“Los edificios que se dio de las donaciones para una organización social se los ha usado de otra manera. Hasta hoy, contamos con arrendatarios que no nos han permitido liquidar totalmente porque exdirigentes, a título personal, están cobrando a los exarrendatarios”, sostuvo Villacís.

Para Rosana Palacios, presidenta de la Unión Nacional de Educadores, esto es una “falacia”. La dirigente mencionó que durante casi un año de proceso en contra de la organización, los integrantes de la Comisión no han podido comprobar irregularidades. Esta institución no estuvo invitada al conversatorio con Moreno.

Palacios sostuvo que la Comisión vendió las sedes de la UNE en los cantones Shushufindi (Sucumbíos) por USD 41 000 y de Gualacedo (Tungurahua) por USD 220 000. También acusó a la comisión de cerrar cuentas bancarias y “adueñarse” de USD 70 000 de la filial de Cotopaxi y de 80 000 del Cañar.

El 31 de mayo pasado, apenas seis días después de la posesión de Moreno como jefe de Estado, la dirigencia de la Unión Nacional de Educadores (UNE) de Pichincha solicitó al nuevo Ministro de Educación que se le restituya la personería jurídica a esa organización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)