26 de enero de 2016 21:57

En una reunión en marzo se concretarán acuerdos entre Ecuador y Brasil

El presidente ecuatoriano Rafael Correa, junto a su par brasileña, Dilma Rousseff, en el Palcio de Carondelet.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa, junto a su par brasileña, Dilma Rousseff, en el Palcio de Carondelet. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 7
Sorprendido 0
Contento 18
Ana María Carvajal

A las 20:20 de este martes 26 de enero del 2016, los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff, y de Ecuador, Rafael Correa, ofrecieron declaraciones en conjunto para exponer las conclusiones de la reunión reservada que mantuvieron al final de la tarde, en el Palacio de Carondelet, en Quito. Los mandatarios explicaron que en marzo tendrán una nueva reunión para concretar varios proyectos bilaterales.

El presidente Correa afirmó que se trató de un encuentro fructífero entre los equipos económicos de ambos países. Uno de los factores que resaltó es el propósito de trabajar en conjunto para nivelar la balanza comercial entre Ecuador y Brasil.
Otro punto que destacó fue la posibilidad de abrir líneas de crédito con Brasil para, por ejemplo, adquirir maquinaria caminera y de construcción y así renovar la que tiene el país actualmente.

El avance de la conexión multimodal Manta-Manaos fue otro de los puntos que resaltó el Mandatario. Aunque sostuvo que no mercantiliza las relaciones con los países, considera que las relaciones comerciales son importantes para la integración.
Correa dijo que era un día de fiesta porque al fin la presidenta Rousseff aceptó una invitación al Ecuador.

La presidente de Brasil Dilma Rousseff en una reunión el Palacio de Carondelet con el Presidente Rafael Correa.

La presidente de Brasil Dilma Rousseff en una reunión el Palacio de Carondelet con el Presidente Rafael Correa. Foto: Paul Rivas/EL COMERCIO

En su intervención, Rousseff confirmó su interés en promover nuevos proyectos bilaterales con Ecuador y ratificó la importancia de trabajar marcos sólidos para apoyar iniciativas empresariales de ambos países, con el objetivo de fortalecer sus economías.

Entre los más importantes habló sobre el impulso comercial y económico que significará completar el eje Manta Manaos.
"Brasil está siempre listo para cooperar con el Gobierno ecuatoriano (...) sobre todo con el objetivo de superar la pobreza en ambos países".

Para Rousseff es importante también la cumbre de la Celac que este miércoles 27 de enero del 2016 se realizará en la sede de Unasur, en la Mitad del Mundo, en Quito, porque allí saldrán decisiones importantes para la región. Al finalizar la declaración conjunta, Correa ofreció una cena a Rousseff, las delegaciones de ambos países y a los invitados especiales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)