16 de septiembre de 2016 22:19

Se estrecha diferencia entre 'sí' y 'no' en plebiscito en Colombia

El registrador nacional del Estado Civil de Colombia, Juan Carlos Galindo, presentó la tarjeta electoral para el plebiscito sobre los acuerdos de paz alcanzados entre el Gobierno colombiano y la guerrilla FARC. Foto: EFE

El registrador nacional del Estado Civil de Colombia, Juan Carlos Galindo, presentó la tarjeta electoral para el plebiscito sobre los acuerdos de paz alcanzados entre el Gobierno colombiano y la guerrilla FARC. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia DPA

El 55,3 por ciento de los colombianos aprobaría el acuerdo de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC en el plebiscito que se realizará el 2 de octubre, frente a un 38,3 por ciento que lo rechazaría, según una encuesta divulgada este viernes 16 de septiembredel 2016.

El sondeo fue efectuado por la firma Datexco Company y muestra una reducción de las diferencias, pues una encuesta revelada hace una semana por la misma firma mostraba un apoyo al "sí" del 64,8 por ciento y un respaldo al "no" del 28,1.

El 4,3 por ciento de los consultados se expresó indeciso, según la investigación de Datexco Company, efectuada por vía telefónica a 2.109 personas entre el martes y jueves de esta semana para el diario "El Tiempo" y la estación W Radio.

Según la firma encuestadora, el estudio tiene un nivel de confianza del 95 por ciento. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, convocó al país al plebiscito aunque no estaba obligado a ello, pues ninguno de los acuerdos de paz suscritos desde los años 90 con varios grupos guerrilleros requirió la refrendación en las urnas.

Santos argumenta que lo hizo para que el acuerdo de paz con el principal grupo guerrillero de cuantos han existido en el país no quede solamente como un pacto con el Gobierno, sino con la sociedad en general.

El Gobierno y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) iniciaron las negociaciones en noviembre de 2012 en La Habana y las terminaron el pasado 24 de agosto, cuando anunciaron que habían llegado a un acuerdo definitivo. Entre los principales puntos de dicho acuerdo están medidas para el desarrollo agrario, la participación en política de los miembros de las FARC que se desmovilicen, la lucha contra las drogas, la reparación a las víctimas y la aplicación de un sistema de Justicia transicional. La firma del acuerdo de paz se llevará a cabo el 26 de septiembre en Cartagena de Indias en una ceremonia que será encabezada por Santos y el máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", con la presencia de varios jefes de Estado. Tras la firma del acuerdo de paz, los cerca de 8.000 miembros de las FARC se concentrarán en 27 sitios específicos donde deben permanecer como máximo medio año, tiempo durante el cual entregarán sus armas a las Naciones Unidas.

La coalición centro-derechista de Gobierno Unidad Nacional pide a los colombianos que respalden el acuerdo de paz en el plebiscito, con el apoyo de la oposición de izquierda y de partidos independientes. A su vez, el partido de derecha radical Centro Democrático, dirigido por el ex presidente y ahora senador Álvaro Uribe, pide que se vote por el "no", con los argumentos de que el Gobierno "le entregó el país a las FARC" y de que Colombia se convertirá en "castro-chavista", en referencia a la revolución cubana y al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez. Santos ha afirmado que ante un hipotético rechazo de los acuerdos, el proceso de paz se romperá y la confrontación con las FARC irremediablemente seguirá por otros años.

En ese sentido, el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, manifestó hoy su preocupación por la "desinformación que el uribismo ha creado en torno a los acuerdos" y a la supuesta posibilidad de renegociar los puntos de la agenda si gana el "no". "Si gana el 'no' habrá que aplazar las ideas que se negociaron. Esto no es una amenaza, es sencillamente un acto de realismo, lo que muestra incluso la experiencia es que entre cada ruptura y el siguiente inicio de conversaciones pasa por lo menos una década", indicó De la Calle.

Según el ex viceministro, "no es viable ni válida la idea de que se vuelve el 3 de octubre (un día después del plebiscito) a La Habana y los señores de las FARC van a decir ahora sí me quiero ir para la cárcel".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)