25 de junio del 2015 00:00

Más restricciones vehiculares por la visita papal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 128
Triste 4
Indiferente 5
Sorprendido 8
Contento 42
Mayra Pacheco
Redactora (I)
mpacheco@elcomercio.com

La llegada del papa Francisco a Quito el 5, 6, 7 y 8 de julio alterará el tránsito aéreo y vehicular en la ciudad. Las operaciones en el Aeropuerto Mariscal Sucre se suspenderán temporalmente y los recorridos de los buses se modificarán.

Además, a los conocidos cierres de vías que se aplicarán en el Centro Histórico, la Nunciatura Apostólica y el Bicentenario se sumarán otros tres, en los lugares que visitará el Pontífice. Esta información fue presentada, ayer, en la Comisión de Movilidad.

Las restricciones vehiculares en el Aeropuerto Mariscal Sucre, en la parroquia de Tababela, se aplicarán desde la medianoche del sábado 4. El objetivo será que, el domingo 5 cuando arribe Su Santidad, no haya vehículos en el conector de Alpachaca.

Para las personas que se dirijan hacia la terminal aérea, la única vía de acceso será la Collas. Pero a partir de las 14:00 las restricciones aumentarán. A propósito de la llegada del Papa, a las 15:00, se suspenderán las operaciones de 14:00 a 16:00, informó Quiport, corporación encargada de la administración y operación del aeropuerto.

La reprogramación de los vuelos, de ese día, está siendo analizada con los representantes de las líneas áreas que operarán en esa franja de tiempo.

El acceso al aeropuerto y los vuelos, el 5 de julio, se normalizarán una vez que la máxima autoridad de la Iglesia Católica y su caravana se desplacen hasta la Nunciatura Apostólica, ubicada en las avenidas Orellana y 6 de Diciembre.

Sin embargo, las vías por donde se movilizará: Ruta Viva, Interoceánica, entre otras, estarán cerradas al tránsito vehicular y se las habilitará a medida que avance este recorrido.

El 6 de julio, cuando el Papa se traslade a Guayaquil y luego retorne a Quito; y el 8 que irá hacia Bolivia; estas acciones se reproducirán en la terminal aérea por temas de seguridad.

El lunes 6 los cierres viales en el aeropuerto se aplicarán a las 05:00 y, en la tarde, a partir de las 16:00; el miércoles 8 el operativo se hará antes del mediodía. Para estos días todavía no se conoce si habrá restricciones en los vuelos nacionales e internacionales.

Durante la visita del papa Francisco habrá también cambios en las rutas de los buses convencionales. El lunes 6 y martes 7, alrededor de 1 880 unidades convencionales servirán para movilizar, principalmente, a los asistentes que acudirán a la misa campal, en el Bicentenario, a las 10:30.

En estas unidades se movilizará a 1,2 millones de pasajeros. Hay ocho paradas preestablecidas, en el norte. Estas trasladarán, luego de la misa, a la gente hacia sus destinos.

El transporte municipal trabajará con toda su flota completa: 791 buses, troles y articulados, en los que se transportarán 529 000 pasajeros.

Las personas que se tendrán que movilizar en estos días deberán utilizar transporte público, caminar o usar bicicletas, comentó Sergio Garnica, concejal de SUMA-Vive y miembro de la Comisión de Movilidad.

El funcionario sugirió a los ciudadanos hacer compras con anticipación para el hogar o los negocios. “El tránsito vehicular será complejo en esos días por los cierres”.

En la urbe en total se aplicarán seis restricciones vehiculares. Estas medidas se tomarán en la Nunciatura Apostólica, el Centro Histórico, en el parque Bicentenario, en la Universidad Católica, en el Asilo Hermanas de la Caridad Madre Teresa Calcuta -en Tumbaco- y en El Quinche.

Además, las vías que utilizará la comitiva papal no serán compartidas con otros automotores, explicó Darío Tapia, secretario de Movilidad.

En todos los eventos religiosos programados por la visita del Papa se espera a 1,8 millones de asistentes, entre residentes de la capital, gente de provincias y países vecinos.

Ante esto, Eddy Sánchez, concejal independiente y presidente de la Comisión de Movilidad, instó a la ciudadanía a no utilizar los vehículos privados, para que no se genere mayor congestión vehicular. En esos días, habrá un flujo mayor de personas en la urbe y se trata de un evento especial.

El transporte público tendrá prioridad

Los parqueaderos de borde de la ciudad serán destinados para el uso de buses. No habrá espacio para carros livianos.

El lunes 6 el pico y placa se aplicará 24 horas. La medida regirá para los carros con placas terminadas en: 1, 3, 5, 7 y 9.

El martes 7 la medida será para las placas terminadas en: 0, 2, 4, 6 y 8. Las personas con discapacidad tendrán salvoconductos.

El servicio del Trolebús será gratuito el 7 de julio. En este circuito la gente se puede movilizar desde Quitumbe hasta Calderón.

Los vehículos 
de emergencia podrán circular sin restricción. Para mayor detalle se puede llamar al 1800 268 268.

Infografía movilidad visita papal
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (56)
No (16)