19 de July de 2009 00:00

Restricción a los buses que pasan por el cantón Otavalo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Ibarra 

Un nuevo intento por eliminar las miniterminales y descongestionar la avenida Circunvalación, en Otavalo, empezó desde el pasado miércoles. 
Personal del Municipio y de la Policía reanudó la colocación de sellos adhesivos de seguridad en las puertas de los buses interprovinciales. Se intenta evitar que los choferes de las unidades recojan pasajeros a lo largo de los 4 km de la vía de Circunvalación.

Iván Chávez, jefe de Tránsito y de Transporte del Municipio de Otavalo, aseguró que el principal respaldo de la resolución es una ordenanza municipal.
Recordó que hace algunos meses ya se ejecutaba el control, pero se suspendió porque los transportistas interpusieron un Amparo Constitucional.

La solicitud no pasó y el Municipio retomó el control. Se hicieron imprimir 6 000 sellos, para utilizarlos en el transcurso de los próximos meses. Esa actividad se realiza en el norte y sur de la urbe. 

Para la directiva de los transportistas interprovinciales de las cooperativas que tienen su sede en Ibarra y en Tulcán, el Cabildo trata de favorecer a las cooperativas de Otavalo. “Nos oponemos, porque la resolución no se aplica para todos los involucrados”, aseguró Marco Barreno, gerente de la cooperativa Aerotaxi.

El pasado viernes, durante la colocación de los sellos, 15 conductores de unidades de Carchi rompieron los adhesivos y subieron pasajeros en distintos sitios de la avenida

Circunvalación.

La Policía los amonestó, pero no pudo hacer más porque no hay sanciones para esas  contravenciones en la Ley de Tránsito.
La Ordenanza concede tres minutos a los buses interprovinciales para recoger y bajar pasajeros, pero en  los sitios  definidos.
 
Para el alcalde de Otavalo, Mario Conejo, el problema es más de fondo, porque la ciudad no tiene un paso lateral.
En su opinión, la avenida Circunvalación, que ya es parte del centro de la ciudad, se ha convertido en una pista de carreras para los buses interprovinciales.

En Imbabura, los municipios de Ibarra y Otavalo han tratado, en los últimos tres años, de eliminar las miniterminales de las avenidas Cristóbal de Troya y Circunvalación, respectivamente, sin mayor éxito.

En Ibarra, la colocación de sellos fue suspendida hace más de siete meses, por las protestas de los choferes.  La Unidad de Tránsito y Transporte tiene planificado retomar los operativos a partir del último trimestre de este año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)