8 de junio de 2014 20:03

Las dudas por la operación con oro siguen

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 27
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 2
Contento 0

La confirmación por parte del Gobierno de la utilización de la mitad de las reservas de oro del país (13 toneladas) en una operación que respalda la llegada de USD 400 millones de un crédito, a través del banco Goldman Sachs, sigue generando debate.

En medio de un escenario sin claridad en los detalles de la negociación, las voces a favor y en contra presentan sus propios cuestionamientos. Y hasta publicaciones internacionales como Fortune, Financial Post y Bloomberg despliegan análisis extensos para entender el objetivo del Ecuador con esta transacción.

Para la analista económica de la Política Económica, Katiuska King, hay preguntas por aclarar: “¿Cuál es el costo total de la operación? ¿Hay problemas de liquidez? ¿Por qué se usa ahora el oro? ¿Cambió el direccionamiento de la política económica? Esto se lee a escala internacional como necesidad de liquidez”.

El analista económico, Andrés Vergara, y la exministra de Finanzas, María Elsa Viteri analizan el hecho desde dos ángulos distintos.


Andrés Vergara. Analista económico


Cuando un país usa su oro es porque está desesperado

¿Era necesario usar las reservas de oro del país para obtener un préstamo?

Es una medida desesperada. Una persona, cuando necesita dinero y no tiene un banco que le preste, recurre a vender sus joyas. Un país, cuando llega a usar su oro, es porque está en un momento de desesperación. En el 2001, el Gobierno ya pensaba hacerlo, pero decía que todavía tenía recursos de financiamiento. Ahora dice que es una inversión.

Las autoridades dicen que es utilizar un activo que no rinde y ponerlo a trabajar.

Es una manera cómoda de decirlo. ‘Swap’ significa cambio: yo tengo un activo, tú tienes otro, nos lo cambiamos. Y con el tiempo, ambas partes deciden devolverse.

Ecuador le da a Goldman Sachs el oro y recibe efectivo. En el 2017, el país le tendrá que recomprar el oro al precio de ese momento y devolver el activo. El asunto es que en el 2017 seguramente el precio del metal será mucho más alto.

También podría bajar y la operación sería un éxito.

El precio del oro sube entre un 15 y un 20% cada año. No creo que Goldman Sachs pierda. Y, además, hay un costo por hacer esta transacción que nadie sabe de cuánto es. Es difícil ganarle a ese banco en este tipo de operaciones.

Sin embargo, suena lógico pensar en utilizar el oro como garantía para nutrirse de efectivo que permita apuntalar la inversión pública necesaria.

El problema precisamente es ese: los países no usan su oro para financiarse. El oro nos dice qué tan sólida y respaldada está una economía. Es lo único que tiene un país para decir “hey, soy confiable”. Cuando el Gobierno dice que es para financiar obra social está cometiendo un grave error, porque están quitando el respaldo para un futuro.

Según las autoridades, los países están usando este oro y haciéndolo producir.


Para nada. No. Venezuela, por ejemplo, intentó hacer una acción similar y con el mismo prestamista. Y abortó, porque consideró que estaba haciendo muy mal negocio.

La razón es que se está hipotecando un respaldo para emergencias. Si llegara una emergencia no habría de dónde apalancarse y mucho menos pedir otros préstamos porque no habría un respaldo.

¿Por qué pese a saber esto, el Régimen lo hizo?

Necesitan el efectivo. Es evidente. No obstante, el mayor problema es que se han endeudado en instrumentos extremadamente riesgosos.

¿Es posible llegar a perder ese oro?


Dudo mucho. Aunque sí creo que Goldman Sachs seguramente exigió un ‘fee’ bastante elevado con el que ya estamos perdiendo. Y, además, vamos a tener que recuperar el oro y estamos obligados a recomprarlo, con lo cual seguimos perdiendo. Y también pagar el interés por el crédito.

¿Por qué se critica que se abran nuevas fuentes de financiamiento distintas a China? Palo porque boga, palo porque no boga...

Desde mi escuela económica, considero que cualquier deuda es perjudicial. La deuda estatal siempre terminará afectando a las personas e, indirectamente, terminan pagándola. Las grandes crisis de la deuda a lo largo de las últimas décadas demuestran eso. Por eso, hay que buscar otras formas de desarrollo.

María Elsa Viteri. Ex Ministra de Finanzas

‘Sí hay que hacer trabajar a los activos que no producen’

¿Usted comparte la decisión del Banco Central de negociar las reservas de oro con Goldman Sachs?

Dentro de las necesidades que tiene el país es importante poner a trabajar a un activo que en realidad no produce mucho, o, más bien dicho, es simple y llanamente una reserva. De todas maneras, habría que hacer un análisis más detallado para saber si existe o no un riesgo mayor. Pero a juzgar por las declaraciones de las autoridades, evaluaron esa situación.

¿Por qué ahora? Durante su gestión no se lo hizo.

En el tiempo que estuve había que determinar qué tenía el país, en qué situación estaba. Se hizo una primera revisión al Banco Central y se determinaron algunos frentes, activos y posesiones que no estaban claramente identificados dentro del balance. En esa época había utilidades que estaban ubicadas bajo criterios que no evidenciaban la liquidez.

Hoy la situación ha cambiado. Han pasado tantos años que ya se tiene un ordenamiento y un conocimiento más exacto de todo lo que se puede utilizar dadas las exigencias de desarrollo y las necesidades de inversión del país. Evidentemente, el Gobierno hace las elecciones de acuerdo a las disponibilidades existentes.

¿Falta dinero?

El Ecuador está dentro de un esquema de inversión productiva, que va a generar rentabilidad en el futuro. La pregunta más bien es cuánta plata hace falta para seguir con las inversiones que nos lleven a una productividad mayor. Desde mi perspectiva, siempre va a faltar plata para hacer más cosas por el país.

Pero haber entregado el oro como garantía para un préstamo puede leerse como una necesidad urgente de dinero. ¿El país ha puesto en riesgo un activo que en su momento demuestra la solidez de una economía?

Cualquier tipo de inversión u operación de esta naturaleza siempre va a tener un riesgo.

Siempre se tendrá en garantía algo y siempre se tendrá algún tipo de riesgo.

Lo que hay que analizar es si las autoridades han determinado que no hay tales riesgos o si el país tiene la suficiente capacidad para responder a estos compromisos. Si se lo hizo, evidentemente las cosas van a salir como las autoridades esperan.

¿Ud. hubiera hecho esta negociación? La renegociación de bonos que usted hizo ha sido considerada exitosa. ¿Lo volvería a hacer?

Son distintos momentos y decisiones distintas. En un primer momento se renegoció la deuda externa, no solo para bajarla o porque se me ocurrió o porque era algo bonito o porque nos llenaba de orgullo. Se hizo pensando en todo un plan y estrategia para abrir las posibilidades de créditos que sustenten la inversión que requería el país. Y desde esa perspectiva hay que entenderlo ahora.

¿Por que el giro? Ahora hasta Goldman Sachs resulta un “buen amigo”.

Cuando se tomó la decisión de alejarse de las fuentes tradicionales de financiamiento se lo hizo bajo una base de no caer en las imposiciones a las que siempre nos habían sometido. Ellos nunca estuvieron cerrados a prestarnos, nosotros seleccionamos con quién.

Tendríamos que conocer los detalles de esta negociación para que los ciudadanos podamos hacernos una opinión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)