30 de diciembre de 2015 00:00

República Centroafricana vota para traer la paz y la democracia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

En medio de un clima de gran inseguridad, dos millones de centroafricanos están convocados mañana a votar a su futuro presidente, llamado a poner fin a su transición y a sacar al país de la espiral de violencia sectaria en la que lleva inmerso desde hace dos años.

A esta primera vuelta de las presidenciales, que coinciden con las legislativas y se celebran tras haber sido pospuestas en varias ocasiones por la situación de inseguridad, se presentan 30 candidatos a liderar el país.

Los aspirantes a la Presidencia centroafricana concluyeron el lunes (28 de diciembre) a media noche una campaña electoral en la que no han podido llegar a todos los rincones del país por la inseguridad y las difíciles comunicaciones sobre el terreno.

República Centroafricana continúa siendo escenario de periódicos enfrentamientos y matanzas entre partidarios del grupo rebelde Séléka, procedente del norte musulmán, y milicias civiles "anti-balaka", de mayoría cristiana, la confesión más extendida en el país.

En Bossangoa, en el norte del país, varios candidatos regionales fueron tomados por hombres armados próximos al expresidente Franois Bozizé, derrocado en marzo de 2013 por los Séléka, y al coordinador político de las milicias "anti-balaka", Patrice Edouard Ngassona, ambos vetados por el Tribunal Constitucional de la transición.

De los 30 candidatos, los favoritos son Martin Ziguelé, del Movimiento de Liberación del Pueblo Centroafricano (MLPC); Anicet Dologuelé, de la Unión para la Renovación Centroafricana (URCA); Bilal Désiré Kolingba, de Unión Democrática Centroafricana; y los independientes Karime Meckassoua y Faustin Archange Touadera.

En los comicios, los centroafricanos también elegirán a los miembros de la Cámara legislativa, para la que concurren 1.400 candidatos.

Pese a que el material electoral llegó a Bangui el pasado 9 de diciembre, muchos votantes todavía no han recibido las tarjetas electorales que les permitirán depositar su sufragio.

Según el portavoz de la Autoridad Nacional de las Elecciones (ANE), Julius Rufin Ngouadebaba, toda la población tendrá los documentos necesarios para poder votar mañana miércoles.
Tras la ola de violencia de las últimas semanas, que boicoteó también el voto del referéndum constitucional celebrado el pasado 13 de diciembre, la calma ha vuelto a la capital y el interior del país.

Soldados de la Misión de la ONU en República Centroafricana (MINUSCA) y tropas francesas de la operación Sangaris colaborarán con las autoridades de la transición y las fuerzas nacionales para garantizar la seguridad durante la jornada electoral.

El contingente nacional estará integrado por 300 soldados y 1.800 policías, y será apoyado en las áreas más conflictivas por los militares de la antigua metrópoli en las zonas sensibles.
Los centroafricanos esperan de estos comicios un punto de inflexión para salir de la crisis y apelarán a un "voto útil", dirigido a los candidatos que consideran competentes para guiar el país hacia un futuro pacífico.

El país africano vive un tumultuoso proceso de transición desde que el grupo Séléka derrocara a Bozizé, desatando una ola de violencia sectaria entre comunidades musulmanas y cristianas que ha causado miles de muertos y ha obligado a cerca de un millón de personas a abandonar sus hogares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)