28 de septiembre de 2016 19:01

No todos los representantes de la izquierda de Ecuador están en el Encuentro Progresista

Encuentro Latinoamericano Progresista

Alianza País organiza la tercera edición del evento, en Quito, con los grupos afines a su ideología. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Adriana Noboa

Si bien la idea del Encuentro Latinoamericano Progresista es reunir a los líderes y organizaciones de la izquierda regional, no todos están incluidos en la lista de invitados. Alianza País organiza la tercera edición del evento, en Quito, con los grupos afines a su ideología. Por lo tanto la representación de la izquierda de oposición no está incluida.

Pero las críticas de los dirigentes de la oposición local no van hacia la organización del Encuentro, sino hacia las ideas que promulga.
Por ejemplo, Natasha Rojas, de Unidad Popular, sostiene que a los gobiernos autodenominados progresistas no les calza esa etiqueta.

En el caso de Ecuador, dice se ha dado una política de contrarreformas, las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional oficialista “han significado una violación de derechos”. Recuerda que se han establecido barreras para la conformación de organizaciones de la sociedad civil.

A su juicio, en esta década han disminuido los derechos y se ha privilegiado una política clientelar, de derecha, e incluso “se ha destapado la faceta neoliberal en últimos meses con las ventas de empresas públicas y los impuestos”.

Lourdes Tibán, asambleísta por Pachakutik y su precandidata presidencial, concuerda en que el oficialismo no sigue los postulados de la izquierda. Pone como ejemplo que en un inicio se planteó dejar el petróleo bajo tierra y después se dio paso a la explotación y se mantuvo la dependencia de los hidrocarburos. Recuerda la lucha por la educación bilingüe, intercultural, y que fue desechada por el Gobierno.

Además señala que en el ELAP no participan los actores directos de la izquierda, “solo la gente de AP, entonces es una convención de Alianza País con invitados internacionales”.

Mesías Tatamuez, dirigente sindicalista, concuerda. Aseguró que los representantes de la izquierda y las organizaciones populares estaban reunidos en la tarde en una cita del Acuerdo Nacional por el Cambio. Este frente agrupa a las organizaciones políticas y sociales de izquierda y centroizquierda. Pero acepta que “los gobiernos progresistas no deben de perseguir, criminalizar, penalizar”, lo que a sus ojos sí ha hecho la Revolución Ciudadana.

De todas formas, Tatamuez reconoce el derecho de Alianza País de organizar el Encuentro e, incluso, da la bienvenida a todos los invitados internacionales que ahí participan. Advierte que “el Gobierno quiere demostrar que son de izquierda, pero eso es una discusión interna(...) porque los trapos sucios se ventilan casa adentro”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)