25 de abril de 2018 11:11

25 representantes campesinos e indígenas participan en el diálogo por la salud intercultural en Tungurahua

En el encuentro se analizaron temas importantes como salud mental, gestión de riesgos, reducción de muertes maternas enfocados desde los conocimientos andinos. Foto: Modesto Moreta/ EL COMERCIO

En el encuentro se analizaron temas importantes como salud mental, gestión de riesgos, reducción de muertes maternas enfocados desde los conocimientos andinos. Foto: Modesto Moreta/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 0
Modesto Moreta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con una ceremonia ancestral se conmemoró el Día de la Tierra y se inició el Dialogo de Saberes en el Camino del Sumak Kausay en Ambato, provincia de Tungurahua. En la actividad participan 25 representantes de las comunidades indígenas y campesinas del Distrito de Salud.

En el encuentro, que se realiza hoy, lunes 23 de abril del 2018, se analizan temas importantes como salud mental, gestión de riesgos, reducción de muertes maternas enfocados desde los conocimientos andinos. El propósito es reforzar la atención médica en estos sectores vulnerables.

En el ritual de agradecimiento a la Pachamama (Madre Tierra) participaron los Sanadores de Tungurahua y del Ministerio de Salud. El evento se cumple en la Casa del Portal ubicado en el centro de la capital de Tungurahua.

Marcia Masaquiza, especialista Distrital de Promoción de la Salud, dijo que la idea del ritual es trabajar en armonía y en forma enérgica para construir la interculturalidad en la salud. “Lo que buscamos es que más allá de los papeles y la Constitución; es que en la salud intercultural no exista discriminación dejando de lado los saberes ancestrales que junto a la medicina occidental podrían construir bienestar y mejor calidad de vida de los habitantes”.

Para el ritual en el piso se dibujó con frutas, maíz, flores y granos la Chacana o Cruz Andina. Rufino Masaquiza, yachak de la comunidad Salasaka, dirigió la ceremonia de posesión de Joel Díaz, coordinador de Promoción Zonal de Salud, y Cesar Molina, coordinador de la Zonal 3 del Ministerio de Salud, donde se entregó el fuego sagrado.

Vestido con pantalón y camisa blanca, y un poncho negro invocó a los elementos de la tierra, el agua, el fuego y el aire. Levantando sus manos al cielo agradeció a la madre tierra por abundancia y la vida. El rito sagrado duró 30 minutos.

El coordinador de la Zonal 3 del Ministerio de Salud, Cesar Molina, dijo que trabajará para que la salud llegue a todos los sectores y no quede solo en la Constitución. La atención en la salud será en equidad dirigida a toda la población. “Queremos trabajar y sentarnos para dialogar con todos los sectores de la provincia para sacar a limpio lo que hay que mejorar. Trabajar más de cerca con las parteras y médicos para mejorar la atención sin dejar de lado el conocimiento andino”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)