27 de December de 2014 20:10

Réplica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 6
Contento 12

A pedido de Luis Ruales Corrales, gerente subrogante de Coca-Codo Sinclair.

Me dirijo a ustedes para expresar mi profunda preocupación por la nota publicada el pasado 21 de diciembre en el medio de comunicación de su Dirección, que en la versión impresa se titula: “La Contraloría y la fiscalización alertaron fallas en el Coca Codo”.

Considerando la descontextualización y las falsas afirmaciones allí vertidas, me veo obligado a realizar las siguientes aclaraciones:

En la nota referida se hace mención a declaraciones realizadas por el ingeniero Diego Carrión, ex trabajador de SINOHYDRO CORPORATION (quien trabajó menos de tres meses en el Proyecto; entre junio y agosto de 2011), en el que se señala: “Lo más seguro es que se produjo un efecto chimenea se acumuló el agua y, al no ser oportunamente drenada, debilitó la bóveda que no tenía el sostenimiento adecuado”.

Dicha aseveración carece de fundamentos técnicos, puesto que en el sitio en donde se produjo el accidente no se cuenta con ninguna estructura del tipo “bóveda”. El accidente fue generado por un fenómeno hidrostático e hidrodinámico que afectó a una plataforma provisional, utilizada para facilitar los trabajos de hormigonado que se realizaban en el codo inferior de la Tubería de Presión No. 1.

El desconocimiento de Carrión, seguramente, se debe a su corta participación en el Proyecto (que concluyó hace más de tres años), por lo cual difícilmente podría constatar la realidad actual de las obras que se ejecutan en el frente en el que sucedió el accidente el pasado 13 de diciembre. Sólo de esta forma podemos entender que se hayan efectuado unas afirmaciones tan antojadizas y alejadas de la verdad de los hechos con un evidente afán de causar daño y desprestigiar el Proyecto.

En la nota se afirma que “Carrión “estima” que el proyecto es altamente riesgoso” “por la mala calidad de la obra”. Nuevamente queremos subrayar que no es posible ni admisible que se emitan comentarios para dañar la reputación de un proyecto emblemático para nuestro país, que cuenta con una fiscalización internacional y además existe una permanente supervisión técnica e independiente a cargo de expertos internacionales.

El señor Diego Carrión adiciona irresponsablemente: “Estos problemas se veían venir desde el principio no teníamos los planes aprobados, tampoco había estudios de impacto ambiental ni informes sobre corrientes internas hidrológicas”.
Esta es otra falsedad fácilmente contrastable, puesto que el Proyecto cuenta con los estudios de impacto ambiental que permitieron obtener las correspondientes licencias ambientales, emitidas por la autoridad competente antes de iniciar los trabajos de construcción, conforme el siguiente detalle:

- Resolución No. 141, del 3 de junio de 2009 – Licencia Ambiental para la Ejecución del Proyecto: “Construcción y Operación de la Vía de Acceso a la Casa de Máquinas” del Proyecto Hidroeléctrico Coca Codo Sinclair.

- Resolución No. 214 del 22 de junio de 2009 – Licencia Ambiental para la Ejecución del Proyecto: “Construcción y Operación de la vía de Acceso al Embalse Compensador” del Proyecto Hidroeléctrico Coca Codo Sinclair.

- Resolución No. 215m del 22 de julio de 2009 – Licencia Ambiental para la Ejecución del Proyecto: “Hidroeléctrico Coca Codo Sinclair de 1500 MW”

Adicionalmente, COCACODOSINCLAIR EP, como ejecutora del Proyecto, contrata auditorías ambientales (con la periodicidad establecida en dichas licencias ambientales) a los planes de manejo ambiental, las que son evaluadas y aprobadas por el Ministerio del Ambiente.

La referencia a la falta de “planes aprobados” es otra afirmación generalizada y vaga. Queremos entender que el señor Carrión se está refiriendo a planes de manejo ambiental, que como lo hemos señalado, están disponibles, han sido aprobados y son evaluados permanentemente.

La fiscalización, desde el inicio de los trabajos, ha aplicado y sigue aplicando las normas y la verificación del cumplimiento de las especificaciones técnicas contractuales. El proyecto cuenta además con un Manual de Control de Calidad que rige para las actividades de construcción del Proyecto, que ha sido implementado y se encuentra en plena vigencia.

En relación a la afirmación sobre los problemas derivados de la ausencia de “informes sobre corrientes internas hidrológicas”, los estudios hidrológicos de las corrientes de los ríos de la cuenca del Proyecto cuentan con registros de más de cuarenta años; estudios que fueron realizados por el ex INECEL y complementados por COCA CODO SINCLAIR EP. Si el señor Carrión, por su desconocimiento, se está refiriendo a “estudios de hidrogeología”, éstos se ejecutan para analizar temas específicos, los que también se han realizado, como es el estudio ejecutado por la empresa constructora para determinar si el agua que se almacenará en el Embalse Compensador podría migrar hacia la tubería de presión.

Estas aclaraciones a las expresiones del ingeniero Diego Carrión evidencian su desconocimiento de la realidad actual del Proyecto y su irresponsabilidad al opinar sobre una realidad que le es ajena, por lo cual lamentamos que sus afirmaciones –sin contrastación técnica alguna- sean admitidas y consideradas por EL Comercio sin ningún beneficio de inventario.

En lo que respecta a las afirmaciones de la redacción, referentes a las observaciones dictaminadas por la Contraloría del Estado, debemos aclarar que el informe de dicho ente de control y que fue ejecutado de acuerdo a l plan operativo de control del año 2012 de dicha Entidad, cuyo objeto fue el examen especial de ingeniería al proceso de contratación de la fiscalización y control de la construcción del Proyecto a cargo de COCASINCLAIR EP (por el período comprendido entre el 20 de marzo de 2010 y 09 de septiembre de 2012), no establece, en ninguna de sus conclusiones ni recomendaciones, señalamiento alguno a deficiencias estructurales a las obras hasta esa fecha construidas.

En consecuencia, el Diario debe aclarar que la intervención de la entidad de control no se originó por denuncia alguna efectuada frente a hechos relacionados por el incumplimiento de obligaciones de índole o por “fallas técnicas en la obra”.

En relación con la disposición de la fiscalización de suspender la ejecución de trabajos en el ramal inferior de la Tubería de Presión, el 28 de marzo, como lo recoge EL Comercio, se refiere, en realidad, a la supervisión de actividades ordenadas el 28 de marzo del año 2012 debido a que SINOHYDRO CORPORATION no había presentado información completa para este frente de trabajo y por problemas de ventilación.

Una vez superadas estas situaciones (a los pocos días) se reiniciaron los trabajos con normalidad, Una vez más, reiteramos que la nota de El Comercio hace suponer que la paralización de este frente de obra, dispuesta por la fiscalización, así como las otras afirmaciones se produjeron en el mes de marzo de 2014; lo cual no se compadece con la verdad.

Nuevamente, lamentamos que un medio de comunicación como El Comercio se preste para emitir un sinnúmero de afirmaciones inconsistentes, descontextualizadas, no contrastadas, alejadas de la verdad y provenientes de personas que poco pueden informar a la ciudadanía sobre la realidad de un proyecto tan importante para el desarrollo del país. Todo ello, en desmedro de la adecuada y veraz información que merecen sus lectores y la ciudadanía en general.

Por las consideraciones expuestas y en ejercicio de los señalado en el artículo 24 de la Ley Orgánica de Comunicación, solicito la publicación de esta réplica, otorgándole la misma relevancia con la que fue publicada la nota de prensa a la que estamos dando respuesta, sin perjuicio de reservarme el derecho de ejercer las demás acciones previstas en nuestro ordenamiento jurídico.

Con sentimientos de distinguida consideración:

Atentamente,

Ing. Luis Edmundo Ruales Corrales
GERENTE GENERAL (SUBROGANTE)
Coca Codo Sinclair

Nota de la redacción:
El artículo se centra en el informe de Contraloría y de la Fiscalizadora y consigna que el documento se publicó en septiembre del 2013. Sus señalamientos se contrastaron con la versión del vocero de Sinohydro, Héctor Espín. La versión de Diego Carrión se circunscribe a la fase inicial del proyecto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (3)