13 de enero del 2017 00:00

La rentabilidad de la banca cayó al 6,8%

Desde el 1 de enero, 14 servicios financieros bajaron de costo para los usuarios. Archivo / EL COMERCIO

Desde el 1 de enero, 14 servicios financieros bajaron de costo para los usuarios. Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 5
Contento 15
Sebastián Angulo
Redactor (I)
pangulo@elcomercio.com

La banca fue un negocio menos rentable el año pasado. Al cierre del 2016, este indicador -que toma en cuenta la relación entre la utilidad y el patrimonio- fue del 6,8%, mientras que en el 2015 fue 9%, es decir, una disminución del 2,2 puntos, según estadísticas de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca). Las utilidades cayeron en USD 48 millones (ver infografía).

Julio José Prado, director Ejecutivo de Asobanca, sostuvo que la banca “fue uno de los sectores más golpeados en el 2016”. La razón principal, señaló, fue la falta de demanda de crédito debido a la incertidumbre sobre la situación económica del país.

El sector no cumplió con la meta que se fijó en julio del año pasado. En ese mes, la Asobanca anunció que para el segundo semestre del 2016 esperaba colocar USD 10 000 millones en créditos, pero solo se logró entregar alrededor de USD
9 400 millones, dijo Prado.

Sin embargo, pese a que no se cumplió la meta, la colocación de crédito creció el año pasado comparado con el 2015. Prado estimó que se colocaron cerca de USD 18 000 millones, el año pasado, unos 1 000 millones más que el año previo.

Otros indicadores señalan que el 2016 fue un año de recuperación para este sector. Los depósitos crecieron 16% respecto al 2015. Asimismo, los activos de la banca privada cerraron con un aumento del 15% respecto al año pasado.

Esta tendencia se sintió en Banco Pichincha. Santiago Bayas, vicepresidente Ejecutivo de Finanzas y Riesgos de la entidad -a través de correo electrónico- señaló que los depósitos en el Banco Pichincha crecieron en USD 1 100 millones el año pasado, un 15% más comparado con el 2015.

Este crecimiento, dijo Bayas, “se debió principalmente a la inyección de liquidez a la economía desde el Gobierno a través de endeudamiento interno y la colocación de bonos”.

En relación a préstamos hubo una reducción de la demanda interna, “explicada por el aumento del desempleo, los efectos del terremoto, y la incertidumbre de un año electoral”. Pese a ello, la entidad “fortaleció su estrategia de colocación de crédito y logró crecer un 14% respecto al 2015.

El Banco Guayaquil también considera que el año pasado fue un año de recuperación. Ángelo Caputi, presidente Ejecutivo de la entidad, señaló que la mayoría de los indicadores mejoraron, entre ellos la liquidez, la calidad de los activos y la solvencia.

“El único factor que sí se vio golpeado el año pasado fue una nueva reducción de la rentabilidad, necesaria para mantener altos niveles de capitalización y el ritmo de crecimiento”.

La proyección 2017

Con la incertidumbre que genera una época electoral y la entrada en vigencia de nuevas normativas y resoluciones, la banca se prepara para afrontar los retos del 2017. “No será un año de crecimiento económico, si bien no será tan malo como el 2016”, dijo Prado.

Banco Pichincha proyecta para este año un crecimiento menos dinámico en captaciones de alrededor del 4%, y una “tendencia prudente” en la colocación de crédito “que asegure la liquidez necesaria para la operación financiera de sus depositantes”.

En la misma línea se proyecta el Banco Guayaquil. Caputi cree que si el crédito aumentó entre un 3% y 4% el año pasado, para este año se puede esperar un crecimiento del 7% u 8%. En el caso de depósitos se espera un alza del 10%.

El tema normativo es otro reto para la banca este año. En noviembre pasado, la Junta de Regulación Monetaria y Financiera emitió una resolución que modificó el cálculo del Coeficiente de Liquidez Doméstica (CLD), que determina la cantidad de dinero que deben tener los bancos en el país. Por esta razón, cinco entidades están obligadas a repatriar unos USD 560 millones: Banco Pichincha, Produbanco, Banco Bolivariano, Banco Capital y Diners Club.

Esta medida debía cumplirse a inicios del 2017, pero la Junta amplió el plazo. Ahora tienen hasta el 29 de marzo para cumplir la disposición.

A esto se suma que 14 servicios bancarios bajaron de costo desde este mes. Por ejemplo, ya no tienen costo la emisión de estados de cuenta a domicilio y el procesamiento del protesto de cheque.

Una de las resoluciones que está en discusión es el uso del dinero electrónico por parte de bancos privados. La Superintendencia de Control de Poder del Mercado, a través de dos resoluciones, dispuso a las entidades bancarias facilitar la creación de cuentas de dinero virtual si un usuario lo solicita.

El plazo vencía hoy y podía generar sanciones en caso de incumplimiento. No obstante, el organismo de control modificó ayer las resoluciones y quitó ese plazo, el cual será fijado por el Banco Central.

En contexto

Hasta el 29 de marzo de este año, cinco entidades financieras deberán traer capitales que tienen el exterior, de acuerdo con una resolución de la Junta Reguladora Monetaria y FInanciera. Esto es producto de una reforma en el cálculo del Coeficiente de Liquidez Doméstica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)