14 de January de 2010 00:00

La remediación en el campo Guanta no se llevó a cabo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Nueva  Loja

En septiembre de 2008 un derrame petrolero afectó a varias propiedades del recinto El Triunfo, ubicado en el campo de producción Guanta, en el sur de Nueva Loja-Sucumbíos. Los pobladores aseguran que hasta la fecha la remediación no se ha ejecutado en sus predios.

El hedor emanado del crudo es agudo en diversos tramos de la ruta de ingreso a las comunas. Nunca se determinó la cantidad de petróleo derramado pero, según el informe del Ministerio de Ambiente, el área afectada comprende  1 000 metros de extensión. La tubería vieja y corroída habría sido la causa del percance.



1 000 metros
de extensión comprende el área afectada por el derrame de crudo.Según reza el informe, trabajadores de Petroproducción removieron a su tiempo el material derramado pero de manera superficial. La zona contaminada es pantanosa y posee variedad de flora y fauna. Una recuperación real del espacio llevaría bastante tiempo según técnicos especializados.

Carmen Encarnación vive cerca de la plataforma Guanta 16 y afirma sentirse perjudicada por la falta de remediación. “Mi vivienda está a desnivel y cuando llueve filtra demasiado crudo. Ya no puedo sacar agua del pozo porque está contaminada, únicamente cuento con el agua de lluvia para mi consumo”.

Los problemas de salud resultados del incidente aumentan cada vez más; mareos, dolores de cabeza, temperatura, dolor de huesos, granos y manchas en la piel son los malestares más recurrentes que denuncian los vecinos.

El derramamiento alcanzó un estero de las propiedades de Juan Requelme y Santos Bravo, cuyas aguas se depositan en el río Pisulí que a su vez desemboca en el Aguarico.  Requelme indica que no solo los derrames de crudo le han causado molestias. “Las aguas de formación también han sido arrojadas en el estero donde los animales siempre han bebido el agua. Por esta razón se ha muerto la mitad de mi ganado y otros animales se han vuelto estériles”.

El comunero aclara que la compañía Petroproducción no es responsable del mal manejo de aguas tóxicas pero que el derrame  en el lugar empeoró su situación. Los vecinos aseguran que los voceros de la estatal de exploración minimizan el hecho.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)