22 de febrero de 2015 12:19

Las reliquias de Don Bosco recorren las obras salesianas en Cuenca

Jóvenes del oratorio Don Bosco visitan las reliquias del santo italiano que están en la capital azuaya. Foto: EL COMERCIO

Jóvenes visitan las reliquias del santo italiano que están en la capital azuaya. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Redacción Cuenca

Con música, teatro y juegos, los salesianos reciben las reliquias de San Juan Bosco, que la mañana de este domingo 22 de febrero de 2015 llegaron al oratorio que lleva su nombre en Cuenca.

Los niños y jóvenes del oratorio prepararon funciones de teatro para representar los momentos más importantes de la vida de Don Bosco, danzas y una serenata, que será este domingo a las 15:00 en los patios de la Universidad Politécnica Salesiana, en el norte de la ciudad. Una hora después iniciará la procesión para entregar las reliquias a la unidad educativa Carlos Crespi.

Las reliquias permanecerán en la capital azuaya hasta el 28 de febrero de 2015 y recorrerán todas las obras que fueron promovidas por la congregación salesiana: instituciones educativas, oratorios, centros de acogida de niños y jóvenes, entre otras, explicó Paola Rojas, coordinadora del oratorio. La visita continuará en otras provincias del país.

El recorrido es parte de las actividades que se desarrollan para conmemorar el bicentenario del nacimiento del santo italiano, que se cumplirá el 16 de agosto. La preparación para esa fecha inició hace cinco años, cuando llegó la urna con una réplica de su imagen y las reliquias, recordó el rector de la Universidad Politécnica Salesiana, Javier Herrán.

Las reliquias son recuerdos del santo, cuyo cuerpo reposa en Turín, Italia.

Los elementos que recorren Ecuador son un fragmento de un hueso de Don Bosco y un cuadro de María Auxiliadora, que es el que llegó con la primera expedición de salesianos a Ecuador, en enero de 1888, días antes de su muerte.

Las reliquias reposan sobre un retablo, que es una estructura tallada en madera, con las figuras religiosas de la congregación salesiana y la representación de uno de los sueños de Don Bosco.

Esa visita tiene una connotación especial para los salesianos del país. El párroco de María Auxiliadora, Raúl Conza, expresó que, de acuerdo con los textos de historia, Don Bosco conoció de la llegada de la misión a Ecuador y este fue el último país al que dio su bendición. Añadió que hay una comunidad importante de cuencanos que se identifica con la obra salesiana, la mayoría pasó por las aulas de los centros educativos de esta congregación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)