20 de octubre del 2016 00:00

Relación entre Julián Assange y Ecuador se tensa

Julián Assange, fundador de Wikileaks, lleva cuatro años y cuatro meses. Foto: Archivo

Julián Assange, fundador de Wikileaks, lleva cuatro años y cuatro meses. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 29
Triste 2
Indiferente 8
Sorprendido 9
Contento 104
Adriana Noboa
Redactora (I)

Wikileaks aprovechó la restricción a la Internet de su fundador, Julián Assange, para pedir apoyo con sus finanzas. Lo hizo en su cuenta de Twitter, después de que el Gobierno ecuatoriano aceptara haber interrumpido temporalmente una parte del sistema de comunicaciones de la Embajada en Londres.

“Última hora: Ecuador admite que ‘restringió’ la comunicación de Assange por las elecciones en Estados Unidos. Financie sus gastos de defensa aquí”, se lee en el tuit de ayer, 19 de octubre.

La organización escribió también que “la definición de una elección libre y justa es que los editores publiquen y que los lectores lean sobre cualquier facción involucrada”.

Sin embargo, Wikileaks solo ha publicado información privada del partido Demócrata y de su candidata a la Presidencia, Hillary Clinton. Nada ha dicho sobre su contrincante, el republicano Donald Trump. Son los principales candidatos para las elecciones de EE.UU.

Para el diplomático Mauricio Gándara, exembajador en el Reino Unido, el cambio de actitud del Gobierno, al cortar parte de la comunicación, es contradictorio. El mismo presidente Rafael Correa ha llamado en varias ocasiones a Assange “abanderado de la libertad de expresión”.

Pero ahora, al limitar la comunicación, “ha quedado de nuevo en el ridículo, porque en asuntos de proteger a espías se ha dado de valiente y defensor de la libertad de prensa”.

Gándara explica que “las cosas se pusieron tan serias” con los ataques de Wikileaks a Clinton, que el Gobierno tuvo que echarse para atrás.

La medida se dio a 25 días de las elecciones en EE.UU., el sábado pasado. Justo después de que se filtraran nuevas conversaciones privadas de la candidata demócrata.

El Gobierno, a través de un comunicado de la Cancillería, explicó el martes que lo había hecho“en ejercicio de su derecho soberano”. Pero que esto no impedía que Wikileaks llevara a cabo sus actividades.

Sin embargo, en el pronunciamiento se acepta que las filtraciones tienen un impacto sobre la campaña electoral en EE.UU., pero que Ecuador respeta el principio de no intervención y que no se inmiscuye en procesos electorales ni apoya a ningún candidato.

Marcelo Fernández de Córdoba, excanciller, señala que los documentos filtrados sí resultaban una injerencia en el proceso electoral. Sin embargo “esta reacción del Ecuador, después de más de cuatro años, resulta extemporánea”.

Ambos diplomáticos creen que el Gobierno permitió al australiano, durante estos años, seguir con sus actividades de ‘hackeo’ desde la Sede Diplomática en Londres. Allí está asilado desde hace más de cuatro años.

Y recuerdan que esto es penado en Ecuador y que incluso el mismo presidente Rafael Correa ha liderado juicios por este delito (‘hackeo’).

Pero dado el contexto de las últimas publicaciones de Wikileaks, Gándara pregunta “¿quién financia a Assange en todo lo que está haciendo en contra de Clinton y beneficio de Trump?”.

Wikileaks afirma que John Kerry, secretario de Estado de EE.UU., habría tenido una conversación sobre el tema con autoridades ecuatorianas, en Colombia, el 26 de septiembre.

Esto fue negado por Washington. “Aunque la preocupación de Estados Unidos por el tema de los Wikileaks es de larga duración”, la sugerencia de que Kerry “haya estado involucrado en el cierre de Wikileaks no tiene ningún fundamento”, aclaró John Kirby, vocero del Departamento de Estado.

Y el Gobierno ecuatoriano dijo que no cede ante presiones internacionales en la toma de decisiones soberanas.

Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores sostiene que, en consecuencia con la tradición ecuatoriana de defensa de los derechos humanos, el país decidió reafirmar el asilo para Assange. La intención es salvaguardar su vida e integridad física.

Fernández de Córdoba aclara que el asilo de Assange, desde agosto del 2012, es una cuestión ‘sui géneris’, que no se acomoda a las condiciones de un asilo político. “Es una práctica diplomática que el asilado no haga declaraciones de ningún tipo desde la Embajada”.

Por eso, el excanciller lamenta que Ecuador haya permitido hacer comentarios en la Sede Diplomática, desde un inicio, y “montar ahí su oficina”. Esto, pese a que -recuerda- el mismo Correa reclamó a Panamá, el 2013, por los comentarios que hacía en su contra el expresidente Abdalá Bucaram.

Cronología

Agosto del 2012


Ricardo Patiño, entonces Canciller, informa que el Gobierno le concede el asilo al fundador de Wikileaks, Julián Assange, por considerar que su vida está en peligro.

Marzo del 2016

La organización Wikileaks difundió en su portal web 19 252 correos electrónicos y 8 034 archivos adjuntos de los jefes del Comité Nacional Demócrata de EE.UU., en plena campaña.

Octubre del 2016

Wikileaks libera nuevamente transcripciones de discursos privados hechos por la candidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, que la comprometen.

Octubre del 2016

La Cancillería ecuatoriana, dirigida por Guillaume Long, admite que el Gobierno decidió restringir temporalmente parte del sistema de comunicaciones de su Embajada en Londres.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (27)
No (9)