16 de enero de 2016 10:37

Toma de rehenes en  un hotel en  Burkina Faso termina con 27 fallecidos

Los vehículos dañados a partir de la explosión de dos coches bomba fuera del Hotel Splendid en Ouagadougou, Burkina Faso, el sábado 16 de enero de 2016. Foto: EFE

Los vehículos dañados a partir de la explosión de dos coches bomba fuera del Hotel Splendid en Ouagadougou, Burkina Faso, el sábado 16 de enero de 2016. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Al menos 27 personas murieron durante un ataque y toma de rehenes en un restaurante y un hotel en la capital de Burkina Fasso, Uagadugú, informó el sábado 16 de enero del 2016 el embajador francés en el país africano, Gilles Thibault.

Los atacantes se atrincheraron durante horas con rehenes en el Hotel Splendid, hasta que las fuerzas de seguridad y tropas francesas lanzaron un asalto contra el edificio en la mañana del sábado y liberaron a 126 personas, 33 de ellas heridas, informó el ministro del Interior, Simon Compaoré.

Los cuatro atacantes fallecieron. Los hechos se produjeron en el hotel, donde suelen alojarse diplomáticos y extranjeros, así como en el restaurante Cappuccino, ubicado enfrente.

Los supervivientes, de 18 nacionalidades distintas, están siendo atendidos por las autoridades, dijo Thibault en su cuenta de Twitter.

Los yihadistas, que iban enmascarados, comenzaron atacando el restaurante a las 19:30 hora local del viernes (misma hora GMT). Luego se dirigieron al hotel, que con 147 habitaciones es el más grande de la ciudad. La zona fue acordonada.

Los soldados registraban hoy todos los edificios adyacentes en la avenida Kwamé Nkrumah. Al lugar acudió también el presidente Roch Marc Christian Kaboré, tras una reunión de crisis de su gabinete.

Según la organización estadounidense Site, que analiza la propaganda yihadista, el atentado fue reivindicado por el grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). Los combatientes islámichos lucharán contra "los enemigos de la religión", aseguró la milicia. Según lo que se conoce hasta ahora, hubo muchas víctimas, sobre todo en el restaurante. El presidente de Francia, François Hollande, dijo que se trata de un ataque terrorista cobarde y ofreció a Kaboré su "total apoyo", indicaron fuentes del Elíseo.

La representante de política exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, condenó los hechos y dijo que la UE está decidida a seguir apoyando a Burkina Faso en la lucha contra el terrorismo. Burkina Faso se consideraba hasta ahora un país relativamente seguro.

Sin embargo, el empobrecido Estado de África occidental limita al norte con Mali, donde hay islamistas muy activos, sobre todo en el desierto del norte del país.

El atentado recuerda de hecho a uno similar cometido hace casi dos meses en Bamako, capital de Mali, donde fundamentalistas sunitas tomaron rehenes en otro hotel frecuentado por extranjeros, el Radisson Blu. En aquel ataque, también atribuido a grupos afines a Al Qaeda, murieron unas 20 personas.

Mientras tanto, en el norte de Burkina Faso, cerca de la frontera con Mali, fue secuestrada hoy una pareja de austríacos. Se desconoce si hay alguna relación con el atentado de Uagadugú.

El ex presidente Blaise Compaoré, que gobernó el país durante largos años, huyó en medio de protestas masivas en octubre de 2014.

Le sucedió un gobierno de transición que superó en septiembre con muchas dificultades un intento de golpe de Estado.

En noviembre hubo elecciones en las que resultó elegido el opositor y ex jefe de gobierno Kaboré. El país, de mayoría musulmana y que no tiene salida al mar (limita con Mali, Ghana, Níger, Costa de Marfil, Todo y Benín), es uno de los cinco más pobres del mundo, según un índice de la ONU.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)