9 de diciembre de 2014 09:19

El último rehén francés es liberado tras tres años de cautiverio en el Sahel de Al Qaeda

Serge Lazarevic

Imagen de archivo de Serge Lazarevic, secuestrado en Hombori, en Mali, el 24 de noviembre de 2011. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE
París

El último ciudadano francés que permanecía secuestrado en el mundo, Serge Lazarevic, fue liberado en un lugar entre la frontera de Mali y Níger, después de más de tres años como rehén en el Sahel de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

El presidente de Francia, Francois Hollande, hizo el anuncio hoy, 9 de diciembre, a través de un comunicado y de una declaración a la prensa, en la que se congratuló de que "ya no queden rehenes franceses".

"El presidente de la República se alegra de anunciar la liberación de Serge Lazarevic, secuestrado en Hombori, en Mali, el 24 de noviembre de 2011 y retenido en el Sahel desde hace más de tres años", señaló.

Fuentes diplomáticas en Mali explicaron a Efe que Lazarevic, de 50 años, fue liberado en un lugar no especificado entre la frontera de Mali y Níger.

El francés será trasladado primero a la capital de Níger, Niamey, y de ahí viajará "rápidamente" a Francia, donde se le espera en las próximas horas.

El rehén liberado se halla "relativamente en buen estado de salud, pese a las condiciones agotadoras de su larga cautividad", concretó la Presidencia.

Hollande reclamó a todas las empresas y ciudadanos franceses que operan en zonas sensibles en el exterior que extremen la vigilancia, antes de agradecer a las autoridades de Níger y Mali su trabajo para la "feliz resolución" del secuestro.

Fuentes cercanas a las negociaciones aseguraron en Mali a Efe que la liberación fue fruto de un intercambio con dos presos salafistas que estaban en la prisión de Bamako y que fueron trasladados en los últimos días a Níger.

Las negociaciones, según esas fuentes, se realizaron a tres bandas: el Gobierno francés, el maliense y agentes que hablaban en nombre de AQMI y que reclamaban la liberación de dos de sus militantes: Mohamed Ali Ag Wadossene y Heiba Ag Cherif.

Representantes de tribus tuaregs del norte de Mali también estuvieron implicados en las negociaciones y mediaron entre las partes, al igual que parlamentarios malienses del norte del país, agregaron las fuentes.

Los dos militantes cuya liberación reclamaba AQMI fueron detenidos en relación con este caso en diciembre de 2011 y en los últimos días fueron trasladados a Níger, supuestamente para ser puestos en libertad.

En el momento de su detención, la televisión maliense los presentó como miembros de la Guardia Nacional que trabajan clandestinamente para AQMI.

Se desconoce si, además de este trueque, ha habido alguna contrapartida económica para los captores, pues el pago de rescates nunca se reconoce oficialmente.

Francia, como otros países europeos, ha accedido en el pasado en varias ocasiones al pago de rescates para liberar a sus ciudadanos secuestrados principalmente por Al Qaeda, una política que contrasta con la seguida por Estados Unidos y el Reino Unido, que rechazan tajantemente el pago de dinero.

Pocos meses después de su secuestro en un hotel de Hombori, donde se hallaba en viaje de negocios, sus familiares y las autoridades francesas recibieron un video con un testimonio de Lazarevic recogido por sus captores.

Pero desde entonces hasta junio de este año, AQMI no había vuelto a facilitar una "prueba de vida" del rehén, tiempo en el que su hija mantuvo una presencia activa en los medios de comunicación para que el caso no cayese en el olvido.

En junio, y de nuevo el pasado 18 de noviembre, Lazarevic apareció en sendos videos en los que pedía la intervención de Hollande para acabar con su cautiverio.

"Usted ha liberado a todos los franceses. Soy el último. Espero no ser el octavo francés asesinado en el Sahel", indicó el francés en el último video.

Junto a Lazarevic fue secuestrado el también francés Philippe Verdon, cuya ejecución fue anunciada en marzo de 2013 por AQMI. Su cadáver fue localizado en julio de ese mismo año en el macizo del Adrar des Ifoghas, en el extremo norte de Mali.

Lazarevic era ahora el último francés secuestrado en el extranjero, tras la liberación en abril de cuatro periodistas capturados en Siria en 2013 y la muerte en septiembre de Hervé Gourdel, asesinado por Yund al Jalifa (grupo leal al Estado Islámico) en la Cabilia argelina en septiembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)