5 de agosto de 2015 08:00

Las posibilidades para 'rehabilitar' a Atena se reducen

En las afueras de la corte habían perros pitbull con un cartel colgado del cuello en el que se podía leer "Yo soy Atena". Foto: EL COMERCIO.

En las afueras de la Corte de Pichincha habían, el pasado junio, perros pitbull con un cartel colgado del cuello en el que se podía leer "Yo soy Atena". Foto: EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 59
Triste 48
Indiferente 5
Sorprendido 2
Contento 21
Mayra Pacheco

La Fundación Protección Animal Ecuador (PAE) desistió del proceso para obtener la custodia de Atena, una perra pitbull que permanece encerrada desde hace casi seis meses, luego de haber causado la muerte de Jorge Matías, un menor de dos años.

La decisión de no continuar con el proceso legal es no alargar este trámite y solicitar a las autoridades una resolución sobre este caso, informó Michelle Pazmiño, coordinadora de Programas de PAE. Esta entidad estuvo involucrada en la defensa de esta perra.

La última instancia a la que acudieron los abogados defensores de Atena fue a la Corte Provincial de Pichincha, en junio. Pero no obtuvieron una respuesta favorable sobre la tenencia del animal. Ante esto resolvieron no apelar ante la Corte Constitucional. Los juristas señalaron que en esta entidad el tema se podría prolongar unos dos años más. "Si continuamos en el litigio se pone en riesgo el bienestar Atena", precisó Pazmiño.

El paso del tiempo hace que las probabilidades para rehabilitar a este animal disminuyan, según los etólogos (especialistas en comportamiento animal). Por eso PAE emitió un comunicado, el 28 de julio pasado, explicando sus motivaciones. La Fundación considera que Atena es una víctima más, al igual que el menor de edad fallecido. Pazmiño recordó que la perra no vivía en un espacio apropiado.

Comunicado sobre perra Atena

Esta mascota permanecía en una terraza, no tenía vista a la calle, las paredes eran altas. Además, presentaba mutilaciones en sus orejas.

Atena tiene dos años y medio. Los últimos seis meses (desde el 28 de febrero) ha pasado en las instalaciones de Urbanimal, en Calderón, en el norte del Distrito. En este sitio, según Pazmiño no se cuenta con los espacios apropiados para que la perra se rehabilite. Tampoco hay médicos especialistas para ayudarla. “La perra está bajo condiciones extremas de estrés”.

Estas circunstancias exacerbarían su comportamiento, considerado agresivo. Por esto PAE espera que las autoridades se pronuncien lo más pronto posible sobre la situación de la perra.

Inicialmente, la Agencia Metropolitana de Control (AMC) mencionó que la perra podría ser sacrificada por haber causado la muerte de una persona. Así, lo establece la Ordenanza Metropolitana 048, que trata sobre tenencia y protección animal. Sin embargo, en PAE esperan que el desenlace que tenga Atena sea humanitario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (6)