8 de January de 2010 00:00

El regreso humorístico de los muertos vivientes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pablo Fiallos. Redactor

Hay una línea delgada que separa al susto de la risa. Y el cine que ha explorado el mundo de los muertos que regresan a la vida    la ha sabido cruzar. Momias y zombis llegan para asustar, pero también para hacer reír.

La ficha técnica
Título:  Zombieland’
Dir.:   Ruben Fleischer
Guión:  Rhett Reese 
País:  EE.UU.
Año:  2009. Dur.: 88 min.
Género:  Comedia
Reparto:  Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Emma Stone y  Abigail Breslin
Se presenta en:
 Cineplex, Cinemark, Multicines y Supercines

Pero  ante la constante propuesta apocalíptica y fatalista que han hecho directores como Danny Boyle, Paul W. S. Anderson y Francis Lawrence, en ‘28 días después’, ‘Resident evil’ y ‘Soy leyenda’, respectivamente, se destaca  la mirada del director George A. Romero. El cineasta supo aprovechar el elemento humorístico que podía surgir a partir de la tensión terrorífica, ubicando a sus zombis en situaciones normales y cotidianas.

En ‘Zombieland’, ópera prima del director estadounidense Ruben Fleischer,  los zombis no llegan a ser los protagonistas, como lo eran en los filmes de Romero (‘La noche de los muertos vivientes’), pero sí se rescata de él la posibilidad humorística que sustituye al momento de horror.

La cinta presenta una premisa apocalíptica: El mundo está habitado por  zombis y solo cuatro sobrevivientes intentarán defenderse, en busca de algún rastro de vida humana.

Los diversos personajes del filme de Fleischer parten de los estereotipos, pero son presentados a través de una mirada singular y con una puesta en escena moderna y llamativa. Un adolescente excluido, un tipo duro con malos modales, una joven sensual y autoritaria y una niña poco inocente  se juntan para enfrentar un caos interno, dentro de uno mucho mayor: escapar en un país repleto de zombis.

En clave de road-movie, el filme presenta un cine violento y excesivo, que explota el lado más salvaje de la comedia. El relato  recuerda en alguna forma a los cazavampiros, ‘escritos’ por Tarantino  en la cinta ‘Del crepúsculo al amanecer’, dirigida por Robert Rodríguez. La película apela al humor gráfico y visual, pero también a los diálogos poco probables, pero cargados de ironía, en cada secuencia.

Las referencias cinematográficas también están presentes en el filme, que encuentra en la escena en la cual  Bill Murray se interpreta a sí mismo, el mejor  momento de la película.

Quizás el mayor defecto de ‘Zombieland’ sea su muy marcada naturaleza de filme adolescente, varias  secuencias de acción y de comedia que terminan por verse repetitivas y algunas desconexiones narrativas del guión que terminan por afectar a la historia.

Pero si se ve la película como un relato divertido que salta de género en género y que combina (literalmente) un parque de diversiones con la casa del terror, ‘Zombieland’ termina por ser un producto entretenido, atractivo y original.

El filme no evita el lugar común, las frases cliché ni tampoco intenta sorprender. En su corta duración, ‘Zombieland’ revisita el subgénero del cine  zombi, y lo hace desde la burla y el exceso, con la necesaria eficacia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)