26 de julio del 2016 00:00

Régimen y Alcaldía festejaron por separado

Ricardo Patiño y César Navas acudieron a la ceremonia naval por Guayaquil. El alcalde Jaime Nebot hizo un recorrido por las principales calles del centro. Fotos: Enrique Pesantes y Wladimir Torres / EL COMERCIO

Ricardo Patiño y César Navas acudieron a la ceremonia naval por Guayaquil. El alcalde Jaime Nebot hizo un recorrido por las principales calles del centro. Fotos: Enrique Pesantes y Wladimir Torres / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Guayaquil
(I)

Las figuras políticas del oficialismo y la oposición estuvieron en desfiles, programas de TV e inauguraciones de obras por los 481 años de la fundación de Guayaquil.

El alcalde Jaime Nebot se tomó ‘selfies’, lanzó besos y fue aclamado en la avenida 9 de Octubre, durante el desfile cívico estudiantil. Por su parte, en el sur de la urbe, los ministros coordinador de Seguridad, César Navas, y de Defensa, Ricardo Patiño, estuvieron en la parada de la Armada, que recordó el 75 aniversario del Combate Naval de Jambelí.

Sin la presencia del mandatario Rafael Correa, uno de los primeros oficialistas en arrancar el día festivo fue el vicepresidente, Jorge Glas. A las 09:45 estuvo en un programa televisivo de variedades donde contó anécdotas de su niñez y juventud. Glas dijo en el Enlace Ciudadano, el sábado pasado, que el Jefe de Estado le delegó para presidir las festividades patronales. Correa, según la Secretaría de Comunicación, tenía previsto atender ayer actividades personales.

Luego, a las 11:00, el Vicepresidente asistió a la firma de convenio de un crédito de USD 7 millones entre la Corporación Financiera Nacional (CFN) y la constructora Furoiani, que servirá para construir 339 viviendas en la urbanización Ciudad Santiago, en el km 19,5 de la vía a Daule.

Más tarde, Glas cortó la cinta en la inauguración de la nueva Unidad de Vigilancia Portete, en el sur de la urbe. “Esta es una forma de festejar a Guayaquil, generando empleo”, refirió.

Así, Glas no asistió a la ceremonia naval. El ministro Navas fue delegado para presidir el acto en representación de Correa. Las tensiones entre FF.AA. y el Gobierno se mantienen a raíz de las reformas a la seguridad social y la remoción del anterior comandante de la Marina, Ángel Sarzosa, luego de que pidiera al Mandatario rectificar unas declaraciones sobre liceos navales.

Navas llegó al evento cerca de las 10:00 en compañía del ministro Patiño. Mientras caminaron hacia la tribuna instalada para las autoridades, se escucharon silbidos. También cuando se anunció que Navas ofrecería un discurso y caminó hasta el escenario, para su intervención. Su alocución, de 17 minutos, arrancó puntualizando que las FF.AA. de Ecuador y Perú ya no se enfrentan, sino que estrechan sus lazos.

Al llegar el minuto 6, aseguró que esa batalla dejó en el olvido a la institución y a sus miembros por parte de los “gobiernos de la partidocracia”.

En referencia a ello, puntualizó que fue el gobierno de Correa quien se ha preocupado por el bienestar del personal de las Fuerzas Armadas. Tras la declaración hubo más silbidos desde los asistentes, entre quienes estaban familiares de integrantes de la Armada en servicio activo y pasivo. En la tarima estaba la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira; el comandante de la Armada, Fernando Noboa.

Navas también aseguró que desde el 2007, durante el primer año de gestión de Correa, se invirtió más de USD 435 millones en la Fuerza Naval.

El Ministro recordó, que el artículo 370 de la Constitución garantiza el derecho de la existencia de una seguridad social para la Policía y las FF.AA. “Han dicho tantas mentiras porque tratan de confundir (...) El Issfa no ha desaparecido, ni desaparecerá”, añadió.

Antes del discurso de Navas intervino el comandante Noboa, quien pidió a las autoridades que consideren la reconstrucción de los hospitales navales de Guayaquil y Esmeraldas afectados tras el terremoto.

A esa misma hora, el alcalde Nebot presidía el desfile cívico estudiantil ‘Guayaquil es mi destino’, que recorrió la 9 de Octubre, en el centro. El personero municipal tardó alrededor de una hora en caminar las cinco cuadras entre la calle García Avilés y la avenida Malecón. Se volvió el centro de atención y hubo quienes no quisieron perderse una ‘selfie’ con él. Nebot se detuvo para captar la gráfica con quienes lo buscaban. Mientras la gente gritaba “Nebot presidente”.

Al final de la tarde, a las 17:00, el Alcalde y Glas presidieron las sesiones solemnes del Municipio y del Gobierno, respectivamente. Nebot, en su discurso, señaló: “Con serenidad y con audacia, con prudencia y valentía, desafiamos la crisis y en medio de ella nos erguimos como el gran Guayaquil”. Luego refirió la serie de obras (423) que la municipalidad ha desarrollado en la urbe. “Pese a la crisis aquí no hay un solo contratista impago; no hay una sola obra parada”, añadió.

Democracia, libertad, confianza y seguridad jurídica fueron parte de la alocución cuando se habló de un modelo de desarrollo económico, en relación al Gobierno central.

La Plaza de la Integración, diagonal al Malecón Simón Bolívar, se llenó de banderas y se vio a políticos como Paúl Carrasco, Ramiro González, Alberto Dahik... En el Suburbio oeste el Gobierno en cambio hizo su ceremonia.

En contexto

Guayaquil cumplió 481 años de fundación española. Jaime Nebot dijo ayer que ni los incendios fundieron a la ciudad y “menos la va a fundir la crisis”. Más de 1 000 personas seguían la sesión solemne a través de la página Facebook del Alcalde de Guayaquil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)