23 de December de 2009 00:00

La reforma sanitaria supera otro escollo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Washington. Reuters y ANSA

Los demócratas del Senado de EE.UU. superaron ayer la segunda de tres pruebas cruciales para avanzar en la aprobación del proyecto de reforma al sistema de salud. La Cámara Alta llevó así a la histórica legislación a un paso más cerca de su aprobación antes de Navidad.

Por segundo día consecutivo, los demócratas consiguieron los 60 votos necesarios para hacer avanzar el proyecto hacia una aprobación final, contra la oposición republicana unánime.



La Primera Dama
El presidente de EE.UU., Barack Obama, y su esposa, Michelle Obama, fueron vacunados contra la gripe AH1N1. Así lo informó ayer la Casa Blanca, que recordó que cerca de 100 millones de dosis están a disposición de los estadounidenses.
Las dos hijas de la pareja presidencial, Sasha y Malia Obama, fueron vacunadas en  octubre pasado, cuando había pocas dosis y estaban reservadas para los escolares, principales afectados por el virus AH1N1.
Acompañada de sus hijas Sasha y Malia, la Primera Dama de EE.UU. participó ayer en un acto benéfico en el Centro Médico Nacional Infantil, en Washington. Allí compartió con los niños y leyó cuentos navideños.   El proyecto enfrenta hoy el último obstáculo, con una votación para aprobar el proyecto de ley que requiere una mayoría de 60 votos, que está prevista para las 08:00 del este (13:00 GMT) .
“La meta está a la vista”, dijo el senador demócrata Max Baucus, presidente de la Comisión de Finanzas. “Ahora sabemos con certeza que tenemos la voluntad para cruzarla”, agregó.

El Senado también aprobó la enmienda de 383 páginas del líder demócrata del senado Harry Reid,  con cambios finales a un proyecto de reforma al sistema de salud. Este  incluye el abandono de la opción de seguro administrada por el Gobierno y fortalecer las restricciones en el uso de fondos federales para los abortos.

Los cambios agregados por Reid aseguraron los 60 votos necesarios de la legislación, que es la prioridad en política nacional del presidente Barack Obama. El proyecto de ley extenderá la cobertura a más de 30 millones de personas sin seguro, y frenará las prácticas de la industria como negar cobertura a personas con condiciones médicas preexistentes.

La batalla del sistema de salud ha permanecido por meses en el Congreso, generando intensas disputas políticas, lo que ha resultado en una agotadora agenda esta semana, en la que los senadores han sido convocados a votaciones después de la medianoche y al amanecer. “Hay mucha tensión en el Senado”, dijo Reid después de los votos.

“Simplemente tratemos de llevarnos bien todos. Tratemos de trabajar cuidadosamente esto”, indicó. El diario The Washington Post resaltó ayer  en su versión digital que la de la reforma de salud ha sido la sesión senatorial más larga de los últimos años.

Una vez que sea aprobado, el proyecto del Senado debe ser fusionado con otra versión aprobada el mes pasado por la Cámara de Representantes, en lo que promete ser una difícil negociación. Ambas cámaras deben aprobar un proyecto final antes de que pueda ser enviado a Obama para que lo firme y se convierta en ley.

Los demócratas esperan terminar las negociaciones entre la Cámara y el Senado, y enviar el proyecto de ley al Presidente antes de su mensaje de Estado de Unión a fines de enero, aunque los plazos para terminar el paquete de salud se han excedido varias veces.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)