4 de mayo del 2016 00:00

La banca, con más empleados que ganan sobre 1 000 al mes

Ayer en la Asamblea fue el primer debate de la reforma tributaria por el terremoto. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Ayer en la Asamblea fue el primer debate de la reforma tributaria por el terremoto. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 87
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 34
Sofía Ramírez
y Alberto Araujo
(I)

Los trabajadores de la banca y finanzas; comunicación y tecnología; y quienes trabajan en el área de consumo masivo contribuirán más para reconstruir las zonas afectadas por el terremoto.

Esto se evidencia en el estudio de la firma AMS Andean Ecuador, sobre las medidas contempladas en el proyecto de Ley Solidaria y de Corresponsabilidad Ciudadana por las Afectaciones del Terremoto, que ayer pasó el primer debate en el Pleno.

El proyecto propone, entre otras medidas, que las personas naturales bajo relación de dependencia que perciban una remuneración mensual igual o mayor a USD 1 000 contribuyan con un día o más de su sueldo, de acuerdo a una tabla.

Según la encuesta de AMS Andean Ecuador, que recoge datos de
371 empresas privadas del país, el 32% de trabajadores tiene ingresos mensuales iguales o superiores USD 1 000. Y más de la mitad de estos empleados pertenece a sectores de banca y finanzas, comunicaciones y tecnología (incluye telefonía móvil) y de consumo masivo.

Eduardo Mora, representante del colectivo ‘Y si te pasa a ti’, conformado por más de 3 500 trabajadores que laboran en empresas telefónicas, comentó que aún no han analizado el impacto de la contribución en su sector, pero cree que es positiva porque el fin es reactivar a las zonas destruidas por el terremoto. Enfatiza que debería transparentarse cómo se manejará el dinero recaudado.

Este grupo de trabajadores contribuye hoy con una parte de sus utilidades para financiar la afiliación a la seguridad social de las amas de casa.

Este aporte fue producto de la Ley de Justicia Laboral, aprobada el año pasado y que puso un techo a las utilidades: 24 salarios básicos unificados (USD 8 784). Lo que exceda ese monto se transferirá directamente al IESS. La norma regirá desde abril del 2017.

El proyecto original para la reconstrucción por el terremoto proponía que quien gane más de USD 5 000 aportará con un día de salario durante cinco meses.

La Comisión de Régimen Económico, en su informe para primer debate, amplió este rango a fin de que las personas que ganan más de USD 20 000 aporten con un día de sueldo por ocho meses.

Sueldos

El texto también establece que esta contribución deberá ser pagada por los administradores y representantes legales según la tabla, sobre los valores aportados al IESS.

El estudio de AMS Andean Ecuador, que contempla un universo de 175 504 trabajadores, el 55% de empleados son analistas y asistentes, un 33% son supervisores y jefes; y el 12% restante gerentes de área, directores y gerentes generales. Los gerentes de área perciben salarios promedios de entre USD 5 207 y 6 859.

Estos trabajadores deberán aportar entre USD 167 y 250 al mes durante cinco meses.

En cambio los directores, que ganan USD 10 597 en promedio al mes, contribuirán con un salario durante seis, siete y ocho meses, según su remuneración (ver tabla).

Según datos del SRI, unos 413 000 trabajadores deberán aportar con la contribución de un día de salario o más.

Para Rodrigo Gómez de la Torre, representante del sector empleador al Consejo Nacional del Trabajo, aunque la medida es positiva porque ayudará a levantar los poblados afectados, cree que el monto proyectado en recaudaciones podría ser menor al esperado debido a que el desempleo está en aumento.

La meta de recaudación, solo por el aporte de un día de sueldo, era inicialmente de USD 50 millones. Se contempla a servidores públicos y privados, pero excluye a quienes laboran en Manabí, y Muisne en Esmeraldas.

Ayer, durante el primer debate del proyecto en el Pleno, estuvieron programadas algo más de 40 intervenciones de los legisladores desde las 10:00. Hasta el cierre de esta edición (17:30) aún no terminaban.

Los discursos del oficialismo se centraron en defender el proyecto e indicar que no vulnera derechos de los trabajadores. Mientras que la oposición sostuvo que no hay certeza de que los fondos sirvan para la reconstrucción y más bien puedan terminar cubriendo las necesidades de liquidez del Gobierno.

Virgilio Hernández de Alianza País, dijo que la oposición no ha presentado propuestas realistas para mejorar el proyecto. Lourdes Tibán, de Pachakutik, propuso reducir el tamaño del Estado y que se conforme una comisión con la participación de la Cruz Roja y la Iglesia para manejar esos recursos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (2)