1 de febrero de 2018 00:00

3 000 millones extras necesita la Refinería de Manabí

Los representantes de las firmas interesadas en este proyecto mantuvieron, ayer, reuniones en un Hotel de Quito.

Los representantes de las firmas interesadas en este proyecto mantuvieron, ayer, reuniones en un Hotel de Quito. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 21
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 9
Mayra Pacheco
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La construcción de la Refinería de Manabí demandará de un rubro adicional para obras complementarias.

La inversión referencial asciende a USD 5 000 millones, pero se deberán sumar alrededor de USD 3 000 millones, los cuales también serán asumidos por la empresa privada.

Este monto adicional es para construir los ductos y poliductos para transportar el crudo y los derivados desde o hacia el complejo. Ese costo no estaba contemplado en el proyecto inicial, impulsado por el anterior Gobierno, dijo ayer Carlos Pérez, ministro de Hidrocarburos.

El Gobierno espera que la Refinería use el crudo del bloque 43 Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT) y de otros campos de la Amazonía. Para ello, hace falta la conexión desde Balao, en Esmeraldas, hasta El Aromo, en Manabí, donde se construirá esta planta.

Para el transporte de los combustibles que se obtengan del complejo: gas, gasolina, diésel, etc., se prevé construir un poliducto (tubería) hacia Monteverde, ubicada en Santa Elena, para desde ahí enviarlos al sur del país.

Esta información se expuso ayer en las últimas reuniones que mantuvieron las autoridades con 70 inversionistas extranjeros interesados en este proyecto. La cita fue en Quito.

Los inversionistas solicitaron flexibilidad en cuanto a la definición de la capacidad de producción de la Refinería, en el plazo de construcción y en el pago de tarifas. Estos temas serán analizados por el Gobierno, según las autoridades.

El proyecto que se presentó a los inversionistas establece que Ecuador requiere una planta de alta conversión, en la que se procesarán 300 000 barriles de crudo por día. Pero no se incluirá la planta de petroquímica en su totalidad. Inicialmente se producirá solo urea y azufre.

Asimismo, de esta planta se obtendrán combustibles de alta calidad y bajo la norma Euro 5. Estos derivados no se producen actualmente en el país porque la Refinería Esmeraldas no cuenta con la infraestructura técnica necesaria.

El plazo previsto para su construcción es de tres años.

El Gobierno espera que los inversionistas presenten sus ofertas técnicas y financieras en un plazo máximo de 60 días.

Para incentivar a las firmas a participar en la construcción de esta Refinería, el Gobierno garantizó que las inversiones tendrán seguridad jurídica y beneficios tributarios.

Este complejo industrial se asentará en una Zona Especial de Desarrollo Económico (ZEDE). Esto permite que los inversionistas tengan incentivos en el pago de impuestos, dijo el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana.

El funcionario explicó, además, que la normativa tributaria vigente en el país permite que los inversionistas que apuesten por este proyecto estarán exentos en el pago al impuesto a la renta durante los 10 años de operación. Y para los cinco años siguientes habrá una reducción del 5%. En los impuestos a la salida de divisas y al valor agregado también se dará incentivos especiales.

El Aromo se encuentra a 17 kilómetros de distancia de la costa del Pacífico. En este terreno, el Gobierno anterior realizó una remoción de tierras, construyó el acueducto La Esperanza y adquirió licencias. En total, se invirtieron alrededor de USD 1 500 millones, pero este monto será evaluado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El Gobierno deberá negociar con los inversionistas para que se reconozca esta participación del Estado.

Durante las reuniones con los inversionistas, realizadas el martes y miércoles pasados, el Ministro de Hidrocarburos informó que paralelamente se mantienen reuniones con otras firmas de China, Estados Unidos e Inglaterra, interesadas en construir este proyecto.

La meta es firmar el contrato el próximo 24 de mayo bajo la modalidad Construir-Operar-Transferir (BOT, por sus siglas en inglés). Y en el caso de que las ofertas no resulten convenientes para los intereses del país o no se presenten, Pérez expresó que este proyecto no se adjudicará. “No queremos darle largas, tenemos 10 años lidiando con este proyecto”.

Gobierno analiza venta o alquiles de Monteverde

El Ministerio de Hidrocarburos analiza dos alternativas para el sistema de almacenamiento de gas de Monteverde, que hoy está subutilizado en un 12,5%. La primera es convertir a este sistema en un sistema de almacenamiento de crudo y combustibles para toda la costa del Pacífico. La segunda opción es vender a un privado este proyecto.

Según el titular de la Cartera de Estado, existen ya interesados en el proyecto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (3)