30 de December de 2009 00:00

La Refinería almacenaba sus desechos en piscinas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción  Esmeraldas 

El  director  de   Ambiente del Municipio de Esmeraldas, Juan Montaño, criticó  las leyes especiales que protegen a la Refinería Estatal de Esmeraldas (REE). “A pesar de la contaminación  nunca ha sido sancionada”.

Estas declaraciones las emitió en   un foro  donde participaron    el Ministerio del Ambiente, la Unión Europea  (UE)  y el Programa de apoyo a la gestión  descentralizada de los recursos  naturales de Carchi, Imbabura y Esmeraldas (Proderena).  



500 000 dólares
costará  la construcción de  una  plataforma  para verter los  desechos.Montaño recordó que el 16 de noviembre,  la REE    contaminó con fuel oil (residuos de petróleo) el río Teaone. “Han pasado 24 días y nadie dice nada”. Eso a pesar de que Dalton Proaño, asesor de la Superintendencia de la REE, reconoció el incidente, tras una emergencia producida por una fuga de gas de una de las 12 esferas de la Refinería. Al parecer, lanzaron agua, que finalmente se descargó al afluente.

La última semana se conoció también   que en la planta industrial había  depósitos clandestinos de desechos petroleros.
Uno de ellos es una especie de piscina de 200 metros de largo por 60 de ancho, ubicada  en el   sur de la planta. Esta contiene un aceite repleto de basuras y que habría sido construida hace una década.
 
Según Montaño, son seis depósitos, que no reunían las condiciones y los requisitos técnicos mínimos para el depósito de desechos y que estarían causando una grave contaminación al aire, suelo y agua.
 
También señaló que tres se habrían tapado con tierra, en un afán de eliminar las evidencias.    José Peñafiel, funcionario de la  Vicepresidencia Corporativa Ambiental (VAS)  de Petroecuador, desmintió  esa versión.   Reconoció que  solo son tres. “Se construyeron en administraciones anteriores, sin materiales aislantes que eviten que se contamine el suelo”.

Una  de esas medidas es  la construcción de una plataforma  de tres hectáreas en la REE. Esta  servirá para verter los desechos de estas piscinas. “Los trabajos se iniciaron la primera semana de este mes y durarán como mínimo dos años, a un costo de USD 500 000”,   sostuvo  Michael Castañeda, coordinador de Mitigación y Remediación Ambiental de Petroecuador. 
 
La plataforma será impermeabilizada y tendrá drenajes que  evitarán la   contaminación del subsuelo. Según Peñafiel, estos trabajos se sincronizan con las políticas del Gobierno de atacar los llamados pasivos ambientales que hay en el país.
 
Uno de esos pasivos son las piscinas, que contienen desechos de hidrocarburos que han estado expuestos al ambiente durante mucho tiempo. Pero también las plantas de tratamiento de tetratilo de plomo, que dejaron de funcionar hace 10 años, pero que todavía   continúan armadas en el interior de la REE.

Los habitantes de los barrios aledaños a la Refinería se quejan del olor insoportable de los gases.   Montaño dijo que es poco lo que puede hacer el Municipio.
 
Aseguró que se ha hecho la denuncia pública y que por tratarse de una entidad de seguridad nacional y estratégica no se pueden tomar acciones sancionadoras contra la planta industrial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)