4 de mayo del 2016 00:00

Rafael Contigo Siempre todavía no ha retirado los formularios

Si los procesos de consulta y referendo se concretan, habría otras dos elecciones además de la de febrero. Archivo: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Si los procesos de consulta y referendo se concretan, habría otras dos elecciones además de la de febrero. Archivo: Juan Carlos Pérez / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 261
Triste 11
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 15
Redacción Política

La consulta popular en Guayaquil, por el precio de los pasajes, y la iniciativa de referendo, de Rafael Contigo Siempre, fueron notificadas al Consejo Nacional Electoral (CNE). Y los vocales del organismo no tienen otra alternativa que cumplir con la ley. Pero Nubia Villacís, vicepresidenta de la entidad, dijo que sería prudente que los proponentes analicen la situación del país y estimen si quieren continuar o soliciten que se prorroguen sus iniciativas.

La decisión de dar paso a la consulta y al inicio de la recolección de firmas, respectivamente, la tomó la Corte Constitucional (CC) el 13 de abril. Y con el escenario de la emergencia nacional, por el terremoto en Manabí, estos dos procesos ponen en apuros al CNE, que deberá convocar a la consulta popular en el Puerto Principal hasta el próximo viernes. Y desde entonces corre el plazo de 60 días para que se efectúen las votaciones.

El objetivo de esta iniciativa del colectivo Tejido Social de Guayaquil es que la ciudadanía decida sobre el alza del precio del pasaje urbano.

Una consulta de este tipo, calculó Villacís, costaría entre USD 7 y 10 millones. Pero recordó que es su derecho seguir adelante si así lo deciden. El CNE no puede negarse, “tenemos plazos fatales que debemos respetar”.

Para postergarlo se requeriría que lo soliciten al Consejo, explicó su Vicepresidenta. Así, la autoridad electoral haría las consultas legales, a la Procuraduría y a la Corte. Y la solución que propone es llevarla a cabo en febrero, en conjunto con las elecciones generales.

Además, el gasto extra sería mínimo, puesto que solo se debería imprimir una papeleta adicional para el cantón de Guayaquil. Pero se utilizarían los mismos kits electorales, juntas, recintos, personal y procesos.

En este caso, como es su obligación legal, el CNE ya está trabajando en el plan operativo y presupuesto para la consulta.

Por otro lado, en este complejo escenario, está la iniciativa de referendo de Rafael Contigo Siempre, que busca derogar la transitoria segunda de las enmiendas constitucionales, para así permitir la reelección del Presidente.

La decisión de la CC no avala aún el referendo, pero dio paso al proceso de recolección de cerca de un millón de firmas que se requieren para respaldar una modificación a la Constitución.

Sin embargo, Villacís señaló que, hasta ayer al mediodía, ningún representante de la agrupación, Pamela Aguirre y Stephania Baldeón o su abogado David Ochoa, había solicitado los formularios. Y advirtió que solo cuando lo hagan iniciará el trámite.

Por la emergencia en Manabí, el Gobierno ha usado sus líneas de crédito. Por eso el mismo colectivo informó que durante la primera etapa de la emergencia se concentraron en ayudar a los damnificados. Pero también anunciaron que iniciarán la recolección de firmas, tras el luto nacional, declarado por el Mandatario, que terminó el domingo.

Villacís aprovechó para explicar que la recolección de firmas como tal no implica un gasto para el CNE, ya que todo corre por parte del Colectivo.

Para la verificación sí, deberán contratar personal; y el último referendo nacional, en el 2011, costó USD 22 millones.

De todas formas, la funcionaria aclaró que este proceso es muy distinto, ya que aún tienen que superar la verificación y el control de constitucionalidad de la pregunta, por lo que tomará tiempo saber si la propuesta llegará a las urnas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (5)