12 de marzo de 2016 00:00

Las redes sociales se convirtieron en la vía más usual para el acoso juvenil

Hace tres semanas, cuatro alumnas y dos madres se golpearon tras insultarse por Facebook; el caso llegó a Flagrancias. Foto: Fernando Medina / EL COMERCIO

Hace tres semanas, cuatro alumnas y dos madres se golpearon tras insultarse por Facebook; el caso llegó a Flagrancias. Foto: Fernando Medina / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 59
Triste 8
Indiferente 5
Sorprendido 6
Contento 12
Fernando Medina
fmedina@elcomercio.com

Los insultos empezaron por redes sociales y terminaron en una pelea campal. La gresca sucedió en los exteriores de un colegio del centro de Quito.

Cuatro alumnas y dos madres se golpearon tras una fuerte discusión por Facebook.

Unos 10 agentes intervinieron para separar a las estudiantes que se jalaban del cabello y se aruñaban la cara en medio de la calle. En dos patrullas y escoltadas por dos motocicletas llegaron hace tres semanas a Flagrancias. Allí se conoció que se trataba de un caso de ciberacoso entre alumnos.

Según los uniformados, todo se inició cuando una de las alumnas supuestamente comenzó a difamar con publicaciones y mensajes a otra compañera. En los textos se leían insultos. Por eso, cuando se vieron, de inmediato empezaron a golpearse.

Pero este no es el primer caso que se registra en los colegios de la capital. De hecho, en el plantel en el que estudian las alumnas ya se han presentado dos casos similares.

El rector del establecimiento habló con EL COMERCIO e indicó que desde hace dos años han detectado que por redes sociales los estudiantes se insultan y acosan. “Se escriben mensajes con malas palabras, o publican cosas con el afán de hacer quedar mal públicamente a sus compañeros”.

Algo similar contaron los inspectores y rectores de seis establecimientos más. Ellos dicen que el ciberacoso deja graves consecuencias.

Por ejemplo, en un plantel de 2 300 estudiantes, tres alumnas fueron enviadas a terapia psicológica, pues crearon falsos perfiles y publicaron las fotografías de una compañera con mensajes despectivos.

En ese caso tuvieron que asistir a ocho sesiones en compañía de sus padres. El mismo tratamiento tuvo que completar la víctima.

Esas medidas las conoce el Ministerio de Educación. Pablo Ormaza es el director nacional del sistema educativo y en una entrevista con este Diario dijo que actualmente se investiga los hechos registrados en los colegios. El funcionario dice que se está creando una red de información para que estos casos se visibilicen.

Hace cinco meses, en un plantel se presentó un caso grave. Una alumna faltó a clases sin razón por una semana.

Cuando investigaron se dieron cuenta que era porque su fotografía había sido publicada bajo un perfil de Facebook en el que presuntamente se trataba de material pornográfico.

Agentes de la Dinapen (Policía de menores) han investigado el ciberacoso y dicen que los casos en los planteles son graves, aunque “estos generalmente se pueden corregir”.

Según Ormaza, hasta el momento se han realizado programas de prevención a través de los denominados Departamentos de Consejería Estudiantil (Dece).

El año pasado, en el país existieron 79 casos de personas que contactaron a jóvenes por medios electrónicos con fines sexuales. Ese delito consta en el artículo 173 del Código Penal y es penado con cárcel de hasta cinco años.

No obstante, las quejas reportadas son mínimas con relación a lo que en realidad ocurre. Los agentes dicen que no todas las personas afectadas denuncian el hecho.

ESET, una empresa experta que analiza amenazas a través de Internet, realiza cada año un estudio relacionado con este fenómeno. Allí se analiza la situación de nueve países de Latinoamérica y Ecuador está incluido. Esa investigación revela que en el 2014 el 82% de menores fue atacado por redes sociales, como Facebook.

Un año después, ese porcentaje se incrementó a 90.
Otros medios utilizados para el ciberacoso son el e-mail, mensajería instantánea, skype, etc., aunque ahora su uso para estos fines es totalmente bajo (ver cuadro adjunto).

Además, en el informe de Eset se conoce que Ecuador ocupa el cuarto lugar de países con más ciberacoso. Colombia, Argentina y Venezuela lideran la estadística regional.

De allí que los profesores de los colegios han desarrollo charlas y capacitaciones del uso de las redes sociales. Pero tres rectores de la capital reconocieron que lo hacen como máximo dos veces al año.

Por eso, Cristhian Escobar, vocero de ESET-Ecuador, dice que los resultados de estos encuentros no son eficaces, pues ahora los chicos crean perfiles en Facebook desde los 11 años. Esto pese a que esta herramienta permite acceder solo a mayores de 14 años.

Las escuelas también han tenido problemas. En un plantel se investiga el caso de un menor de 10 años que presuntamente fue acosado por Facebook. Los padres se dieron cuenta de esto, porque se tomaba fotos desnudo, para enviar por Internet. Hasta ahora no se sabe qué ocurrió exactamente. El menor entró a una terapia psicológica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (4)