13 de noviembre de 2014 07:02

Red de hackers roba datos de ejecutivos por  Wi-Fi en hoteles de lujo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia EFE
Tokio

Una red de hackers ha empleado durante al menos cuatro años la red Wi-Fi de hoteles de lujo en varios países para hacerse con información sensible de ejecutivos y analistas del sector privado como parte de una campaña de robo de datos.

Un informe de la empresa de seguridad informática Kaspersky Labs desveló que los denominados ataques "DarkHotel" han tenido lugar durante al menos cuatro años en hoteles de lujo de más de una decena de países, la mayor parte de ellos situados en Japón, recogen hoy medios nipones.

Según el documento, las dos terceras partes de las infecciones a terminales tuvieron lugar en el país asiático, pero también hay constancia de ataques en Taiwán, China, Rusia, Corea, Hong Kong, la India, Indonesia, Alemania, Estados Unidos e Irlanda.

Los piratas informáticos "realizan operaciones con precisión quirúrgica, obteniendo todos los datos valiosos que pueden desde el primer contacto, borrando las huellas de su trabajo y desapareciendo en un segundo plano a la espera del próximo individuo con un perfil de alto nivel", dijo la compañía.

Los piratas informáticos engañan a sus objetivos mediante descargas e instalando un malware (programa malicioso) que simula ser una actualización legítima de softwares conocidos como Adobe Flash o Google Toolbar cuando inician sesión en la red Wi-Fi con sus nombres de usuario y los números de la habitación.

Una huella en el código del malware utilizado apunta a una persona de habla coreana, señaló Kaspersky, que, no obstante, no ha desvelado el nombre ningún hotel ni el de las víctimas.

La compañía de seguridad informática desconoce el criterio de selección de los objetivos, pero señalan que el hecho de que siempre sean altos ejecutivos de empresas internacionales sugiere que los hackers tiene algún conocimiento previo sobre la localización de las víctimas, incluidos sus nombres y el lugar de alojamiento.

Los objetivos más frecuentes incluyen altos cargos de Estados Unidos y Asia cuyo cometido es hacer negocio e invertir en la región de Asia-Pacífico, como CEOs, vicepresidentes senior de ventas, directores de marketing y personal de I+D.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)