11 de noviembre de 2015 00:00

Recycob busca captar 10 o 15% del mercado

Fabricio Segovia es gerente de Recycob. Foto: EL COMERCIO

Fabricio Segovia es gerente de Recycob. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Mónica Orozco

El Banco Cofiec, de propiedad del Estado, se convirtió en Recycob, una empresa de cobro de cartera, propia y de terceros, del sector financiero. Se trata del primer banco en el país en acogerse a esta figura que se introdujo en septiembre del año pasado con el Código Monetario y Financiero. Fabricio Segovia, gerente de Recycob, explica la conversión y el plan de negocios de la flamante compañía con capital público.

¿Qué hizo pensar en que con la conversión de Cofiec a Recycob había una alternativa de negocio?

Yo le puedo hablar en presente y futuro. Nunca fui representante legal de Cofiec. Soy representante de Recycob. Lo que históricamente puedo ver en sus balances es que tenía un riesgo operacional denotado. Los informes de auditoría y los escándalos que se produjeron por hechos presuntamente irregulares son públicos. Yo creo que el capital fundamental de un banco es la confianza. Al ya no haber confianza, los depósitos disminuyeron y un banco vive de la intermediación, de lo que paga por captación de depósitos y de lo que recibe por colocar créditos. El riesgo reputacional debió haber vuelto inviable que se siga operando como banco.

¿Por qué no se liquidó y se optó por la conversión?

La salida más fácil era liquidar el banco. No obstante, aquí había una brecha patrimonial; es decir, una pérdida acumulada. La otra opción era de aquí a pocos años generar un superávit que permitiera recuperar esa pérdida que es de otras administraciones para que el Estado recupere lo que aquí se perdió. Y eso evidentemente se puede hacer aprovechando esta oportunidad de negocio que marca el Código Orgánico Monetario y Financiero.

¿En qué artículo?

El 175 del Código dice que la conversión es la modificación o el cambio del objeto social o actividad de una entidad financiera para adoptar el objeto y forma de otra entidad prevista en este Código dentro del mismo sector. Esta figura no altera la existencia como persona jurídica y solamente le otorga las facultades e impone exigencias y limitaciones propias de la especie adoptada. Ese es el paraguas jurídico, entre otros, que tiene que ver la conversión.

En cuanto al tema operativo, ¿qué justificó la conversión? Es decir, ¿cuál fue el análisis de negocio y los escenarios que se plantearon para la compañía?

Frente a un riesgo reputacional que estaba enfrentando Cofiec era inaudito que pueda seguir como banco. Con fechas anteriores se decidió capitalizar el banco...

¿Se refiere a los USD 10 millones que inyectó la CFN, el principal accionista, pero que luego se devolvió?

Sí. Esa capitalización podía funcionar solo en la medida en que precisamente haya negocio para la institución, pero hay que considerar una cosa que resultaba interesante: si el mayor accionista de esta entidad, que es la CFN, coloca créditos muy altos -solo para poner un ejemplo, el patrimonio completo de esta compañía podría ser colocado en una o dos operaciones de la CFN-, qué sentido tenía otra compañía que se dedique al mismo objeto social y con un riesgo reputacional tan alto. Pero vimos una oportunidad en la normativa para seguir en una actividad productiva para que en el plazo de tres, cuatro o cinco años poder ir cubriendo una pérdida acumulada de administraciones pasadas.

Si con la liquidación se podía recuperar todo, ¿por qué ir a una conversión?
Las dos figuras permiten la recuperación. La conversión subroga los derechos y obligaciones de la instituciones; es decir, todo aquel que tiene que pagarle a Cofiec tiene que pagarle ahora a Recycob, o al contrario, toda obligación que haya adquirido Cofiec tiene que ser honrada por Recycob. Las dos vías son expeditas. La diferencia está en que con el patrimonio que nos sigue quedando podemos generar negocio.

¿Con cuántos empleados empieza Recycob?

Yo creo que en su época más alta, Cofiec llegó a superar los 90 empleados, pero hoy alcanzamos a ocho. Había que reducir el personal porque se tiene que tener estándares coherentes con el giro de negocio.

¿No habría sido mejor contratar una firma privada de cobro en lugar de crear una?

El propio banco como tal tiene una vía expedita para hacer las recaudaciones de acuerdo con el Código Monetario y Financiero, por lo tanto, qué necesidad había de contratar a una compañía. De lo que se trata es de optimizar. Si solo se tratara de cobrar lo adeudado a Cofiec podíamos haber optado por la liquidación, pero con la conversión lo que se está generando es una oportunidad de negocio.

¿Cuál es la participación de mercado de Recycob?

Todavía no tenemos participación. Este proceso de conversión es muy largo porque tiene básicamente que cumplirse muchos requisitos, muy complejos y técnicos.

¿A futuro cuál será la participación de la firma?

Yo pensaría que de aquí a tres o cuatro años nuestra participación será del 10 o 15% del mercado total.

Para la conversión era necesario pagar a todos los depositantes, ¿cuántos tenía Recycob al momento de la conversión?

Debe estar por unos 150. Lo que sí es cierto que se cumplió con todos los pasivos, es decir que a todos los cuentaahorristas se les ha cancelado.

¿Cuánto se pagó?

Tendría que ver los balances. No todos los depositantes tenían las mismas cantidades. Recuerde que incluso había depósitos de entidades públicas.

Tenemos información de que a los depositantes se devolvió entre USD 14 millones y 15 millones.

Debe haber estado por ahí lo que se pagó en total de pasivos.

Hay temores de que la conversión podría bloquear los juicios o investigaciones sobre las operaciones irregulares en la entrega de créditos como el otorgado al argentino Gastón Duzac, ¿qué responde usted?

No bloquea para nada. Hemos comparecido en todos los procesos que tengan que ver con la recaudación de esos valores porque les sucedimos (a Cofiec) en el derecho.

Experiencia 

Fabricio Segovia es abogado. Ha realizado estudios superiores en universidades del país en Derecho Económico y Procesal, entre otros. Actualmente estudia
un MBA.

Segovia tiene experiencia en el área de cobranzas. Ha sido gerente de otras compañías especializadas en otras áreas. Es especialista en Derecho Financiero, Bursátil y de Seguro. Se ha desempeñado como Juez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)