5 de febrero de 2016 00:00

Falta de recursos retrasa el tranvía de Cuenca

Los trabajos se ejecutan en la calle Gran Colombia, en el centro de Cuenca. En la actualidad, el proyecto tiene un avance total en obras del 62%. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

Los trabajos se ejecutan en la calle Gran Colombia, en el centro de Cuenca. En la actualidad, el proyecto tiene un avance total en obras del 62%. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Lineida Castillo

El Ministerio de Finanzas transfirió el martes, 2 de febrero del 2016, USD 9,9 millones para las obras del tranvía de la capital azuaya. Con esa entrega se reduce a la mitad la deuda que mantiene el Gobierno con este proyecto desde noviembre pasado.

Entre diciembre y enero pasado, las obras a lo largo de los 21 kilómetros del trayecto, entre ida y vuelta, estuvieron casi paralizadas. Hubo tramos que permanecieron abandonados y otros con pocos obreros y maquinarias en las labores. Eso generó preocupación y molestias entre los cuencanos.

Durante esta semana ese panorama cambió en algo, por lo menos en los tramos de las calles Gran Colombia y Mariscal La Mar, en el Centro Histórico. Según el gerente del proyecto, Gerald Fernández, 100 obreros trabajan y el personal aumentará en los próximos días.

Este proyecto de movilidad se construye desde noviembre del 2013 con una inversión de USD 232 millones y debía operar a finales del año pasado, según el acuerdo inicial.

Unos USD 180 millones provienen del Gobierno y el resto es un crédito de Francia. Con el cambio de administración municipal se reprogramaron las obras y se extendió el plazo a julio de este año.

Hay una molestia casi generalizada de los dueños de los negocios de la calle Gran Colombia donde se ejecutan las obras civiles, por el incumplimiento en los tiempos. Se suma el malestar de los comerciantes de los tramos donde está pendiente la intervención.

El cuencano Eduardo Laso, de 63 años, recordó que en junio pasado cerraron la Gran Colombia, entre la Borrero y la Hermano Miguel, donde está su almacén de calzado. “Nos ofrecieron que en cuatro meses terminarían y se reanudaría el tránsito vehicular. Pero han transcurrido más de siete meses y la calle sigue cerrada con mallas de hierro”.

Se han realizado las obras hidrosanitarias y esta semana se reactivaron los trabajos con la construcción de los muros de hormigón y plataforma tranviaria para la posterior colocación de los rieles.

Otros comerciantes, como Raúl Chávez, se oponen a los nuevos cierres. “No dejaremos que abran más frentes hasta que terminen los otros”. Según el cronograma, la Gran Colombia, entre la Luis Cordero y Tarqui, debió intervenirse en diciembre pasado, pero los comerciantes pidieron un aplazamiento para evitar pérdidas económicas.

Ahora dicen que no dejarán que se intervenga hasta que terminen las obras en los tramos colindantes abiertos. Lo mismo ocurre en la calle Mariscal La Mar, con los comerciantes del mercado Tres de Noviembre, que por dos ocasiones hicieron plantones.

Para la edil Dora Ordóñez, la transferencia del Gobierno reactivó el proyecto, pero no lo saca de su peor momento económico. Según su análisis, al tranvía le faltan otros USD 60 millones.

Dentro del proyecto macro hay dos rubros establecidos mediante convenios con entidades del Gobierno: el primero de USD 24 millones por la venta de bienes del Municipio al Estado y el otro por USD 10 millones que debe ejecutar el Ministerio de Electricidad en obras, dice Ordóñez.

Según Fernández, las autoridades han dicho que no tienen esos recursos, pero siguen en conversaciones. Desde hace más de seis meses, el alcalde Marcelo Cabrera busca USD 24 millones para las obras complementarias que definió su administración.

En los tres años de ejecución del tranvía, el Municipio ha traspasado bienes al Estado (terrenos e inmuebles) por USD 1,9 millones. Para la diferencia propondrán la venta de las acciones que tienen en las eléctricas. “Con la situación difícil del país esa compra no será inmediata, sin embargo se insiste que el tranvía operará en julio”, dice Ordóñez.

Cabrera sigue buscando en países como Francia y Colombia alternativas para un nuevo crédito para las obras complementarias (hidrosanitarias). Hace esa gestión luego de que el Gobierno ecuatoriano también negara aportes adicionales para este proyecto.

Austro

El Gobierno adeuda transferencias y se requieren fondos para las obras complementarias

En contexto

El proyecto tranvía tiene un avance del 62% en obras y de acuerdo con los cronogramas debe operar en julio próximo. Pero, en casi todos los frentes de trabajo no se han cumplido los plazos establecidos. El Gobierno adeuda alrededor de USD 10 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)