17 de November de 2009 00:00

La Rectora de la U. de Otavalo dice que el Conea erró

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Ibarra

Las autoridades de la Universidad de Otavalo abrieron las puertas del centro en Imbabura. Desde el viernes último iniciaron una casa abierta para demostrar al Conea que su informe está errado.



El debate en Asamblea
Luis Picuasi, estudiante  de quinto nivel de Ingeniería Turística de la Universidad de Otavalo, señaló estar satisfecho con la formación que recibe en el centro. “El nivel académico es excelente. La tecnología nos permite acceder a libros y documentos del mundo. Todas las universidades deberían ser así”.
USD 730 cuesta el  semestre en la Universidad de Otavalo. Los estudiantes provienen de toda la Sierra norte. Hay muchos que pertenecen a la etnia Otavalo.

Hoy, desde las 09:00,   se retomará el debate del proyecto de reformas a la Ley de Educación Superior, en la Asamblea Nacional. El jueves se trató el tema en la tarde luego de recibir a los delegados universitarios.El martes 10 el Conea difundió una investigación técnica que situó a esta universidad, y a  otras 25, en la última categoría, la  E. Y recomendó su eliminación bajo el argumento de un pobre desempeño institucional.

En respuesta, la rectora de la U. de Otavalo, Susana Cordero, empezó la defensa técnica. El viernes 13, convocó a una asamblea general en el auditorio  para informar a los 500 estudiantes sobre este problema. Ayer, Cordero preparaba  un documento –según ella- para desvirtuar todas las aseveraciones del Conea sobre el desempeño de la U.

“Para clasificarnos el Conea ni siquiera tomó en cuenta el informe de sus propios verificadores, quienes  alabaron nuestro desempeño académico y técnico. Buscamos aclarar las cosas con decencia y vigor. La gente debe conocernos. Nacimos del prestigioso Instituto Otavaleño de Antropología (IOA) con más de 40 años de investigaciones”, dijo.

En la U. de Otavalo los jóvenes rechazaron los argumentos del Conea. En conjunto empezaron una casa abierta para atraer visitantes y demostrarles sus destrezas y el ambiente académico en su  campus de 7 hectáreas.

La U. empezó a funcionar desde enero de 2003. En sus aulas se puede obtener una Ingeniería en Comercio Exterior  y Finanzas, Ingeniería en Administración y Desarrollo de Empresas, Tecnología en Banca y Finanzas. Además, Ingeniería en Gestión y Dirección de Empresas Turísticas, Diseño Gráfico, Ingeniería en Marketing y Turismo Internacional y Jurisprudencia.

La infraestructura tecnológica y arquitectónica de esta U.  privada la poseen pocos centros superiores en la Sierra norte. Las 19 aulas, a desnivel para facilitar la visibilidad, están dotadas con pizarras electrónicas conectadas todo el tiempo a la Internet.

“No entiendo por qué nos cuestionan. Las aulas son excelentes y los profesores tienen un alto nivel. Me siento satisfecha con lo que aprendo. Las clases son interactivas y podemos acceder a decenas de documentos actualizados”, indicó Carolina Torres, estudiante de séptimo nivel de Jurisprudencia. Las paredes de ladrillo visto, los pasillos de cerámica, el orden y la pulcritud  dan a este centro  un toque vanguardista. En la biblioteca hay computadoras interconectadas y más de 11 000 volúmenes.

“Aquí se exhiben las colecciones Otavalo en la Historia. Sus autores son profesores de este centro”, explicó Eugenia Viteri, bibliotecaria.

El formulario usado por los evaluadores del Conea, para anotar las observaciones de los laboratorios y  sitios de práctica o investigación docente, aporta con detalles interesantes. Ahí  se señala que los laboratorios de idiomas cuentan con modernas instalaciones. Además de equipos de computación y software para la enseñanza y aprendizaje interactivo de los idiomas.

La evaluación califica como ‘excelente’  las aulas, pupitres y la red informática. Como ‘adecuado a las necesidades’ las baterías sanitarias, la biblioteca y la estación de trabajo para   profesores. 

“Por todo esto, trataremos de demostrar y contrarrestar esa generalización terrible que ubica a 26 universidades en la categoría E. Varios asambleístas conocen  la U. y concuerdan que nuestra visión no es empresarial, sino académica porque pensamos en la formación integral de nuestros estudiantes”, dijo Cordero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)