10 de October de 2014 22:24

Rectificación a pedido de Diego Fuentes, coord. de Asesoría Jurídica del Ministerio del Interior

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 0
Diego Fuentes.
Coord. de Asesoría Jurídica del Ministerio del Interior

En la nota ‘El juicio contra los alumnos del Mejía avivó la criminalización de la protesta’, publicado el 5 de octubre del 2014, se intenta posicionar descontextualizadamente y sin contraste alguno, que la Policía Nacional habría agredido brutalmente a varios estudiantes del Instituto Nacional Mejía.

La Policía Nacional, en cumplimiento de su deber constitucional de proteger, salvaguardar y velar por el orden público y la seguridad ciudadana, actuó en legal ejercicio de sus funciones, en las violentas manifestaciones del 17, 18 y 19 de septiembre, buscando evitar mayor daño y violencia que la que ya fuera causada, tanto a servidores policiales como a bienes públicos y privados, por los ciudadanos protagonistas de las mismas, hechos incontrovertibles, que fueran cubiertos y capturados por medios locales y nacionales.

Es inentendible, mas no sorprendente, que en su Diario no conste posición oficial alguna de esta Cartera de Estado o de la Policía Nacional, que permita conocer a la ciudadanía los hechos ocurridos y procedimientos efectuados; así como que se ejecuten esquemas periodísticos que reflejen opiniones o posiciones, personales u organizacionales evidentes, como citar bajo la leyenda “NO OLVIDE”, la tipificación del delito de tortura, contemplado en el Código Orgánico Integral Penal, denotando que el mismo habría sido sometido; o narrar, como hecho verificado supuestas agresiones brutales a varios estudiantes, haciendo propias las falsedades emitidas por varias personas, algunas incluso que no tienen calidad de estudiantes, y que actualmente se encuentran sentenciadas, por haberse establecido su culpabilidad por las autoridades competentes.

Es por este contenido falso, descontextualizado, infame e infundado, carente de toda ética profesional, y que busca únicamente generar desconfianza por parte de la ciudadanía en los procedimientos que efectúa, en el marco del respeto de los Derechos Humanos, la Policía Nacional del Ecuador, que exijo se proceda la correspondiente aclaración y rectificación.

Nota de la Redacción:

La nota en referencia sí incluyó, en tres acápites, la versión del Gobierno sobre la actuación de la Policía para controlar las manifestaciones. Todos los datos fueron verificados y se basan en documentos oficiales, así como en testimonios grabados. Nuestro trabajo de contrastación es permanente, pese a la reiterada negativa del Ministerio del Interior por darnos entrevistas. Por otro lado, la descripción del artículo que tipifica la tortura, dentro del segmento No olvide, es informativa sobre el caso que se investiga en la Fiscalía. Por otra parte, lamentamos y rechazamos los términos utilizados por Diego Fuentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)