17 de febrero de 2018 12:58

Con recorrido por el Centro se recuerda el nacimiento de Eugenio Espejo

Una de las paradas fue la capilla de San José.

Una de las paradas del recorrido fue la capilla de San José. Foto: Ana Guerrero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Ana Guerrero
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La cruz de Santo Domingo, en el Centro de Quito, fue el punto de partida para el recorrido organizado por la Cofradía de los Duendes. La ruta, que incluyó sitios como la capilla de San José, se realizó hoy, sábado 17 de febrero del 2018, desde las 09:20, como antesala a la conmemoración de los 271 años del nacimiento de Eugenio Espejo, el 21 de febrero.

El recorrido asistieron personas de la comunidad, entre ellas José Villacres, quien acudió junto a su hija. Ambos, según contó hombre, son amantes de conocer sobre la historia de la ciudad y el país: "De dónde venimos".

La segunda parada del recorrido, en el que se resaltó la relevancia de Espejo en los procesos libertarios, fue la capilla de San José, en El Tejar. En este lugar, custodiado por tres hermanos Franciscanos, se encuentra la tumba del personaje histórico.

Como recordó Rina Artieda, parte de la Cofradía, fue el propio Espejo quien pidió que sus restos descansen en ese rincón del Centro de Quito. Es una tumba sin mayores adornos, sin ostentación ni honores.

El siguiente punto en la ruta fue la iglesia de La Merced. Es conocido que Espejo era muy devoto de la imagen y el dato se recordó en la explicación de los pasajes de la historia del prócer.

Entre parada y parada, Artieda relató detalles que, comentó, no siempre se incluyen en la historia o que se van olvidando con el pasar del tiempo. Entre ellos se incluyó el que antaño la calle Esmeraldas era conocida como la calle de la Soledad, pues en esta había apenas unas tres casas.

El destino final del paseo fue la casa donde vivió Espejo, en la avenida Maldonado, unos metros hacia el sur de la iglesia de Santo Domingo. En el sitio, donde no hay un museo ni se permite habitualmente el acceso, solo hay una placa que recuerda que el estudioso hábito en esta.

Actualmente, el sitio es una casa donde viven seis familias que alquilan pequeños departamentos y cuartos.  Para la tarde de este sábado, a la 15:00, estaba previsto un eco recorrido por la misma ruta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)