7 de octubre del 2016 00:00

La reconstrucción de Pedernales avanza un 30%

La semana pasada, cinco trabajadores reforzaban los pilares del nuevo mercado. Foto: EL COMERCIO

La semana pasada, cinco trabajadores reforzaban los pilares del nuevo mercado. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Stives Reyes
Redactor (I)
sreyes@elcomercio.com

La reconstrucción de Pedernales luego del terremoto del pasado 16 de abril avanza lento. Así lo señalan tres directores de los departamentos de Planificación, Obras Públicas y Gestión de Riesgo del Municipio del cantón manabita.

Casi seis meses después, la ciudad que fue el epicentro del sismo se levanta en partes.

Las labores de demolición están por el momento paralizadas. Los habitantes reconstruyen sus casas, mientras la actividad económica recupera de a poco su dinamismo.

Según Walter Intriago, director de Planificación, las labores de reconstrucción avanzan en un 30%. “Es un trabajo lento porque antes del terremoto este era un cantón desordenado y con muchas necesidades, pero ya estamos planificando”.

Como parte de esa reconstrucción está la ejecución de un ducto-cajón de aguas lluvias en el norte de la ciudad.

Se levanta el nuevo mercado, cuya obra está en reforzamiento de pilares. También se planea construir un malecón, una moderna terminal terrestre y mejorar las vías de acceso a la ciudad. El Municipio recibió del Estado cerca de USD 22 millones para las obras.

El objetivo es construir un nuevo Pedernales. Se realizan estudios estructurales en las áreas afectadas para establecer la factibilidad de reconstruir en esos terrenos.

La prioridad por ahora es recuperar los servicios básicos como el alcantarillado y dotar de agua potable a la ciudad que no tiene este servicio. Todos los barrios y sectores aledaños se abastecen de tanqueros y agua entubada. Pero este líquido no sirve para el consumo humano y hay que comprar agua purificada para cocinar.

El ducto-cajón de aguas lluvias que se construye evitará que el centro se inunde.

El ducto-cajón de aguas lluvias que se construye evitará que el centro se inunde.

El Comité para la Reconstrucción y Reactivación Productiva aprobó varios proyectos. Uno de ellos es el de agua potable para más de 35 000 habitantes de Pedernales, Coaque y Cojimíes, que ya fue contratado y costará USD 18 millones. Los trabajos se iniciaron esta semana y la obra se entregará en un año.

El alcantarillado sanitario y pluvial es otro tema que preocupa.

Luego del sismo el servicio quedó destruido en un 80% en el centro de la ciudad. Se destinaron USD 3 millones para las obras de reactivación, las cuales se encuentran en proceso de contratación.

En el proyecto está contemplado el cambio de las redes de aguas lluvias y residuales del centro. La obra estaría finalizada también en un año.

Las viviendas que resultaron con daños leves son reparadas por sus propios dueños, mientras que aún faltan 12 edificaciones por demoler. Rosa Zambrano, de 51 años, pide que la reconstrucción se apresure. “Nos han dicho que hay varios proyectos pero están lentos”.

Zambrano perdió su vivienda de construcción mixta. Ahora espera que el Municipio le autorice volver a construir en su terreno ubicado en la avenida Eloy Alfaro, del barrio Buenos Aires, cerca del Malecón de Pedernales.

Su terreno está detrás del hotel Lastmar, de 4 estrellas, que sufrió fuertes daños. Esa estructura, de siete pisos, es una de las 12 que están a la espera del plan de demolición. Entre esas construcciones se encuentra el edificio donde funcionaba el Municipio.

El resto es de propiedad privada y estaba asegurado, por lo tanto los dueños aún tienen que tomar una decisión, dice Geovanny Falcónez, director de Obras Públicas. “Por este motivo, se solicitó un informe técnico para determinar si tienen que ser mejoradas o derrocadas”.

La terminal terrestre está destruida. El edificio será reconstruido.

La terminal terrestre está destruida. El edificio será reconstruido.

Según el Departamento de Gestión de Riesgo del Cabildo, el terremoto del 16 de abril dejó 1 158 viviendas y edificaciones colapsadas. Esas ya fueron demolidas, ya sea porque solo quedaron escombros o porque sus propietarios lo solicitaron voluntariamente.

Verónica Aveiga, jefa de este departamento, dice que aún hay personas que no quieren tumbar sus viviendas pese a que no cuentan con las seguridades para vivir.

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) ha entregado 1 076 bonos para construir nuevas casas a quienes perdieron sus viviendas y son propietarios de sus terrenos. También se planea construir un complejo habitacional para reubicar allí a las personas que estaban en zonas de riesgos y a quienes alquilaban y no tenían terrenos.

Esta nueva ciudadela estará ubicada por el sector del Divino Niño, en el norte de la ciudad, donde está uno de los tres albergues. Hasta el 28 de septiembre, 659 personas vivían albergadas en el cantón.

La economía en Pedernales se recupera parcialmente. Según Intriago, la ciudad es económicamente activa por el camarón y este sector se ha recuperado en un 70%. La otra actividad es el turismo, la cual ha visto mermados sus ingresos.

Reynaldo Zambrano es dueño de la cebichería Mar y Sol y cuenta que el turismo ha bajado en un 80%. “Se vende como para subsistir, mas no para salir adelante porque los turistas son pocos, la mayoría son personas vinculadas a los trabajos de reconstrucción”.

En contexto

El terremoto del pasado 16 de abril devastó el cantón de Pedernales (Manabí), en donde se registró su epicentro. Hoteles, escuelas y viviendas se derrumbaron producto del sismo de 7.8 grados de magnitud. Además más de 661 personas fallecieron.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)