29 de March de 2015 18:51

Los reclamos por retrasos en la entrega de viviendas han crecido

El proyecto de vivienda La nueva gran ciudad es de la inmobiliaria Promaga, cuyos clientes han presentado reclamos en la Defensoría del Pueblo de Guayas. Foto: EL COMERCIO

El proyecto de vivienda La nueva gran ciudad es de la inmobiliaria Promaga, cuyos clientes han presentado reclamos en la Defensoría del Pueblo de Guayas. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Evelyn Tapia

Fue hace seis años, pero Manuel Cervantes sigue indignado y frustrado. En el 2009, él y unas 200 personas denunciaron que la inmobiliaria Bella María, que promocionaba el proyecto Valle Alto, en la vía a la Costa (Guayaquil), no les entregó las casas por las cuales ya habían pagado una parte o incluso su totalidad.

“El dueño tenía lotes de terrenos vendidos a dos o tres personas. Hubo casos de una misma casa con varios propietarios. Nunca pude tener mi casa propia y nunca nos devolvieron nuestro dinero; la causa prescribió”, cuenta Cervantes, que pagó USD 22 000 a la empresa.

Luego de esa experiencia quiso comprar una casa en otro proyecto, pero percibió retraso en la construcción y retiró los USD 12 000 que había pagado.

Este año, una historia parecida vuelve a repetirse con alrededor de 400 clientes de Terrabienes, una empresa con 35 años en el sector inmobiliario y con denuncias de retrasos en la entrega de sus casas.

En los proyectos que la empresa promocionaba en la avenida Terminal Terrestre-Pascuales hay casos de hasta tres años de retraso. Los afectados, que hasta el año pasado no sabían por qué no avanzaba la obra, comenzaron a organizarse en febrero y presentaron denuncias en la Defensoría del Pueblo y en la Fiscalía del Guayas, cuando la Superintendencia de Compañías intervino en esta inmobiliaria por problemas de liquidez.

Los retrasos en las entregas de viviendas se repiten con más frecuencia desde el 2012 y tienen diferentes motivaciones, no siempre son estafas, dice María José Fernández, delegada de la Defensoría del Pueblo del Guayas.

En esta entidad, durante el segundo semestre del 2014 se receptaron 700 denuncias por retrasos en la entrega de viviendas e incumplimientos de contratos. Y en lo que va del año se han recibido más de 500, la mayoría de Terrabienes.

Además de esta firma, Fernández asegura que han recibido quejas frecuentes de proyectos de Urbanis, Vermiglio, Ambiensa y Promaga.

En el caso de Urbanis, que oferta el proyecto Sambocity, por ejemplo, Mirian Córdova cuenta que su vivienda debió ser entregada en marzo del 2014, pero todavía no la recibe.
Desde que comenzó a comprar la vivienda ha pagado USD 19 000 y espera que en junio próximo la empresa cumpla la promesa de entrega de su vivienda. “Hicimos una renegociación y me cambiaron la ubicación para entregarme la casa más rápido. Al principio mi casa costaba USD 63 000 y ahora debo pagar 6 000 más”.

Cuando la entrega de vivienda tiene retrasos, la Defensoría tiene la capacidad de iniciar diligencias como audiencias para que clientes de las inmobiliarias lleguen a acuerdos o emitir resoluciones defensoriales para que otras instituciones como la Superintendencia de Compañías o la Fiscalía actúen.

Estas situaciones tienden a generar desconfianza en el sector, reconoce Jaime Rumbea, director de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Viviendas del Ecuador. Sin embargo, hace énfasis en las diferencias entre las estafas y los retrasos en la entrega de viviendas, las cuales pueden presentarse por situaciones coyunturales y por la naturaleza misma del sector, cuyos flujos de desarrollo se suelen extender entre tres y cinco años.

En el país operan 6 623 inmobiliarias, y en los dos últimos años se registran unas 35 000 transacciones inmobiliarias.

El represamiento de USD 600 millones en créditos del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), que representa el 70% de los hipotecarios, pudo ocasionar algunos retrasos en proyectos el 2014, dice Rumbea.

“Si usted en su proyecto según su planificación le toca entregar la vivienda y recibir el pago de la hipoteca en agosto del 2013, pero no lo recibe sino hasta marzo del siguiente año, sus flujos, compromisos y pagos a proveedores se desfasan”.

Cuando se presentan retrasos el negocio es menos beneficioso, pues cada mes de retraso le implica costos adicionales al constructor, añade.

Otro factor que puede incidir es que desde el 2011 se reformó la Ley de Régimen de Propiedad Horizontal y los trámites se modificaron con varios municipios del país.

Unos consejos para comprar una casa

La desconfianza es natural en las relaciones de negocios y se explica porque de por medio está en juego mucho dinero.
No se confíe de un proyecto solo porque lo vio en una feria habitacional. Para conocer qué tan confiable es una empresa, puede revisar la información financiera en la Superintendencia de Compañías. La información es pública en su pagina web.
Cuando busque casa  no solo cotice precios. También investigue la trayectoria y pida referencias a compradores satisfechos .
En el contrato 

de compraventa debe estar estipulada la fecha de entrega de la vivienda de manera clara. Revise que el documento no sea solo un convenio de reservación de solar.

Cuando decida comprar pida siempre recibos por los pagos realizados, que deben estar firmados por el responsable del proyecto habitacional.

Verifique los avances de obra periódicamente y pida información cuando note que existe un cambio en el cronograma.
Si la explicación no le convence acuda a las autoridades de control.

Si no nota avances de obra, acérquese al Municipio de su ciudad y solicite información de los permisos de construcción de la obra en cuestión.

En el caso de que sospeche de una estafa en la compra de su vivienda puede poner su queja en la Defensoría del Pueblo de su jurisdicción.

Construcción  

La Defensoría del Pueblo del Guayas recibió 700 denuncias relacionadas con retrasos en la entrega de viviendas durante el segundo semestre del 2014

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)