5 de March de 2010 00:00

La receta. Milanesa de pollo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

Este platillo es ideal para aquellas personas que gustan de la milanesa, pero que desean variar el tipo de carne que consumen o que por motivos de salud deben evitar las carnes rojos y preferir carnes blancas. Con esta alternativa se podrá cambiar la carne de res por la de pollo, sin dejar de disfrutar del sabor de  una deliciosa milanesa.

Si se desea hacer mucho más saludable a esta receta, se puede utilizar como guarniciones papas al vapor o salteadas y acompañar con unas ensaladas de verduras frescas o vainitas al vapor.

Ingredientes para una  persona

Para la apanadura
1 taza de pan molido
1/2 taza de harina
1/2   cdta. de  tomillo seco
1/2 cdta. de perejil seco
1/4 de cucharadita de
 pimienta cayena
1/4 de    cdta. de polvo  de hornear
 Para aliñar
Ajo y sal
1/4 de pechuga de pollo abierta
1/4 de cdta. de mostaza
Eneldo picado al gusto
Aceite

Los pasos a seguir

1. Limpie bien la pechuga de pollo. Lávela en agua fría, retírele la piel y lávela nuevamente. Con la ayuda de un cuchillo bien filo, abra la pechuga para que quede más fina como un filete.

2.  En un recipiente coloque el ajo machacado o molido junto con la sal, la mostaza y el eneldo finamente picado. Mezcle bien todos los ingredientes para aliñar. Tome las pechugas de pollo abiertas y póngalas en el aliño, deje reposar.

3.  En otro recipiente combine  el pan molido (de preferencia, páselo por un cernidor no muy delgado, así obtendrá una miga más fina), la harina, el tomillo, el perejil, la  pimienta y el polvo de hornear.

4.  Una vez que tenga una mezcla uniforme de la apanadura, lleve el filete de pollo y páselo por la apanadura. Repita el procedimiento hasta que obtenga una capa uniforme y no queden lugares en la carne sin apanadura.

5. En una sartén caliente coloque el aceite. Cuando esté bien caliente sumerja el  filete de pollo apanado en el  aceite. Termine la cocción en el horno, cuando el filete esté dorado.

6.  Puede servir la milanesa con salsa napolitana, acompañado de  choclo tierno, vainitas y zuquini, salteados en aceite de oliva, con sal y pimienta al gusto. También puede servir con una guarnición fría de vegetales frescos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)