14 de junio de 2016 00:00

Recaudación de impuestos cae 16% hasta mayo del 2016

En Importadora Jarrín las ventas bajaron un 80% entre enero y junio con respecto a un período similar al año 2015. Parte de su personal salió. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

En Importadora Jarrín las ventas bajaron un 80% entre enero y junio con respecto a un período similar al año 2015. Parte de su personal salió. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 96
Triste 4
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 26
Valeria Heredia
Redacción Guayaquil

En los cinco primeros meses del 2016 la recaudación de impuestos sumó USD 5 443,7 millones; esto es, un 16% menos que igual período del 2015, según datos del Servicio de Rentas Internas.

Desde agosto pasado la recaudación tributaria viene cayendo, una tendencia que continuó en mayo, cuando se registró una caída del 17% respecto al mismo mes del 2015.

Las menores ventas en los negocios, el alza de tributos y aranceles son algunos de los factores que frenaron la recaudación, según expertos tributarios y empresarios.

La caída también se evidenció en los tributos de mayor recaudación: el impuesto a la renta (IR), el impuesto al valor agregado (IVA) y el impuesto a la salida de divisas (ISD), los cuales registraron una baja de entre el 16 y 23%.

El recorte presupuestario que hizo el Gobierno este año tuvo un impacto en la actividad económica y eso afectó la recaudación, dijo Leonardo Orlando, director del SRI. “El Estado es el ente que más compras hace en el país; la participación del Estado es muy importante y si esas compras se reducen hay un efecto directo e indirecto en los niveles de recaudación”.

Según el titular de la entidad tributaria, el incremento de impuestos establecido en las leyes de Equilibrio Fiscal y Solidaria se reflejará desde junio próximo en mayores recaudaciones, con lo que espera tener índices positivos.

Según el Reglamento de la Ley Solidaria, publicado el fin de semana, el cobro de las contribuciones empezará el 20 de este mes. El SRI espera recaudar en este año cerca de USD 1 000 millones adicionales con las dos últimas reformas tributarias que incrementaron impuestos como el ICE y el IVA.

La caída de los impuestos hasta mayo está relacionada con las ventas bajas de las empresas y con un decrecimiento de sus utilidades, explicó Mario Prado, experto tributario.

Para Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, el incremento de los impuestos y los aranceles a los productos golpeó al sector comercial. “Los almacenes de ropa han bajado sus ventas en un 60%; locales de accesorios deportivos, un 30%”, dijo.

Lo anterior tiene un efecto en la recaudación de tributos como el IVA de operaciones internas y de importaciones. Las salvaguardias, que constituyen un obstáculo a las importaciones, son la principal razón de la caída de este último tributo, indicó Alarcón.

Lo mismo se refleja en la caída del impuesto a la salida de divisas (ISD). Si caen las importaciones hay menos ISD y menos recaudación, explicó Prado.

Las ventas de la firma Proquim se redujeron un 20% mensual en los primeros meses de este año. Su gerente Christian Ponce explicó que antes vendía USD 400 000 al mes y hoy registra unos
80 000 menos. La empresa se ha visto obligada a bajar los precios para colocar producto. Además, Ponce comenta que las compras que hacen los ecuatorianos en Colombia les impacta negativamente.

Guayaquil, ventas bajas

Entre enero y mayo del 2016, varios negocios de Guayaquil registran una caída en las ventas, que oscila en el 20 y 70% frente a iguales meses del 2015. Los propietarios de esos locales atribuyen esta reducción a la crisis económica, el desempleo y el temor a endeudarse con tarjetas de crédito.

Karla Peralta, gerenta de Marketing de Calzado Karla, ubicado en Boyacá, afirmó que la caída de ingresos en el negocio le llevó a despedir a sus dos colaboradores y a diseñar promociones o combos para atraer a nuevos clientes. Por ejemplo, una billetera y una correa de cuero se expenden ahora en USD 19. Si se compra de forma individual, las dos unidades sumarían unos USD 34.

“Antes, abril y mayo eran fuertes por el inicio de clases y el Día del Padre. Pero este año no ha habido mucho movimiento comercial. El terremoto incidió en la baja de ventas”, indicó la ejecutiva.

Los locales de electrodomésticos tampoco son ajenos a esta realidad. El jefe de almacén de la Importadora Jarrín, César Tapia, dijo que la colocación de producto cayó en 80% en los cinco primeros meses de este año. En este local hubo recortes de personal. “Ni el Día de la Madre nos ayudó a levantar las ventas; este es un año duro. En el 2015 éramos 16 empleados; ahora somos siete”.

En el Comercial Jiménez la caída ha sido del 40%, según el administrador del local, Michael Jiménez. Las expectativas para lo que resta del año no son alentadoras, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)