29 de junio de 2014 11:04

El ramadán empieza en Asia en medio de fiebre mundialista

Niños afganos leen y memorisan el Corán en una mesquita en Jalalabad en el inicio del Ramadan. Foto: AFP

Niños afganos leen y memorisan el Corán en una mesquita en Jalalabad en el inicio del Ramadan. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP
Yakarta

Los musulmanes de Asia empezaron a celebrar el ramadán este domingo en numerosos países, incluyendo Indonesia, donde las amenazas de radicales de atacar los bares “ impuros ” que difunden los partidos del Mundial 2014 no han apagado la fiebre futbolística.

En el continente asiático, el mes de ayuno para los musulmanes empezó también en Malasia, Afganistán, Filipinas o Sri Lanka.

En Indonesia, el país musulmán más grande del mundo, con 225 millones de fieles sobre un población total de 250 millones, grupos islamistas radicales amenazaron con atacar bares que sigan vendiendo alcohol -cuyo consumo prohíbe la ley islámica- o permanezcan abiertos hasta altas horas durante el ramadán.

El jefe del Frente de los Defensores del Islam en la capital indonesia, Yakarta, Salim Alatas, anunció que su grupo “ vigilará toda actividad inmoral durante el ramadán: si los representantes del orden público no hacen nada contra las actividades inmorales, nosotros haremos todo lo que podamos para acabar con ellas, con nuestro propios métodos ” , advirtió.

Pero estas amenazas tienen poco impacto en este país musulmán moderado donde el fútbol es muy popular. Los practicantes y seguidores del balompié, indonesios y extranjeros, llenaron los bares de Yakarta. Se entusiasmaron delante de las pantallas que transmitían los partidos de octavos de final del Mundial de Brasil la noche del sábado al domingo, a pesar de las horas tardías, constató la AFP .

“El ayuno no afecta realmente a mi entusiasmo por el Mundial de fútbol ” , declaró Intania Permata, un estudiante de 22 años, que miró el partido repleto de suspense entre Brasil y Chile en un bar-restaurante sudamericano de Yakarta.

Setiadi Putra, de 27 años, estimó que a medida que se acerque el momento de la final, la fiebre mundialista atraerá a numerosos hinchas a los bares durante el mes del ramadán.

El dilema religión-fútbol

El ramadán es un dilema para los musulmanes practicantes o amantes del fútbol cuando coinciden, como también sucedió en 1982 con el Mundial de España.

Los fieles tienen que ver si son capaces de observar el ayuno durante el Mundial de Brasil, que terminará el 13 de julio. La cuestión es más acuciante en países de mayoría musulmana que participan en la competición, como Argelia, que el lunes va a disputar por primera vez en su historia unos octavos de final frente a Alemania.

Numerosos indonesios también han observado el inicio del ramadán en familia y participando en oraciones, como en Yakarta, donde miles de fieles acudieron la noche del sábado a la mezquita Istiqlal, la mayor de Asia del sudeste.

En Afganistán, la política se inmiscuyó en las celebraciones del inicio del ramadán durante el “ iftar ” -la comida que toman todas las noches los musulmanes durante el mes de ayuno-, los resultados de la controvertida presidencial deben ser anunciados los próximos días, tras acusaciones de fraude.

Los musulmanes de Sri Lanka, país de mayoría budista, podrían seguir el ramadán moderadamente después de la reciente ola de violencia interreligiosa.

En Filipinas, donde los católicos son mayoría, los musulmanes empezaron a celebrar el primer ramadán desde la firma de un acuerdo de paz entre el Gobierno y el grupo de rebeldes islamistas más importante tras décadas que conflicto armado y decenas de miles de muertos.

Fuera de Asia, la mayoría de países musulmanes restantes, entre ellos Arabia Saudí, empiezan el ramadán este domingo. Algunos, como Yemen, lo iniciaron el sábado.

El calendario musulmán es lunar y el ramadán deben empezar después de la luna nueva, en cuanto asoma el primer trazo de la creciente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)