29 de octubre de 2017 12:02

Mariano Rajoy destituyó a Puigdemont: ¿qué ocurre ahora en Cataluña?

Mariano Rajoy, presidente de España (izquierda), y Carles Puigdemont, Ejecutivo Catalán destituido. Foto: EFE

Mariano Rajoy, presidente de España (izquierda), y Carles Puigdemont, Ejecutivo Catalán destituido. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

El Gobierno español de Mariano Rajoy destituyó al Ejecutivo catalán de Carles Puigdemont para frenar el plan independentista y convocó elecciones autonómicas para el 21 de diciembre de 2017.

Los casi dos meses que faltan hasta entonces plantean una situación inédita llena de interrogantes.

¿Cómo se implementa exactamente el traspaso de funciones a Madrid?

El cese del Gobierno de Puigdemont se hizo efectivo el sábado 28 de octubre de 2017 con su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Rajoy asumió desde entonces el cargo de jefe del Gobierno catalán, aunque delegó esa función en su "número dos", Soraya Sáenz de Santamaría. Los consejeros de Puigdemont serán reemplazados por los respectivos ministros del Gobierno español. No se sabe por el momento cuántos políticos y funcionarios tendrán que desplazarse de Madrid a Barcelona en el marco de la intervención.

¿Pueden resistirse Puigdemont y sus colaboradores sustituidos?

En su primera reacción, Puigdemont llamó el sábado a sus seguidores a practicar una "oposición" pacífica y cívica contra la intervención. Su hasta ahora vicepresidente, Oriol Junqueras, escribió hoy en el diario "El Punt Avui" que, para los separatistas, su Gobierno no fue destituido y sigue al mando. Sin embargo, no se espera que los políticos ofrezcan resistencia física a las medidas. Algunos medios adelantaron incluso que muchos consejeros se preparan para entregar sus oficinas el lunes 30 de octubre. En caso contrario, podrían ser acusados de usurpación de funciones.

¿Entonces, Madrid podrá asumir los cargos y preparar las elecciones sin problemas?

Posiblemente, no. El Gobierno regional catalán tiene casi 110 000 funcionarios públicos en Barcelona y unos 90 000 empleados, muchos de ellos independentistas. Además, 787 de los 948 alcaldes de Cataluña forman parte de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI). Esther Jaén, periodista y escritora catalana que conoce bien la región, advirtió de que la preparación de los comicios será "un absoluto desastre". Madrid avisó ya que los funcionarios rebeldes serán destituidos.

¿Y qué ocurre con los cientos de miles de partidarios de la independencia?

Diversos analistas y organizadores alertan del riesgo de incidentes y disturbios en las próximas semanas. Pero el fin de semana, en contra de lo temido, transcurrió sin problemas y no hubo siquiera marchas aisladas de protesta. Tampoco hay convocatorias para los próximos días. En todo caso, se da por hecho que los sectores independentistas volverán a las calles.

¿Qué consecuencias tiene la situación para los políticos catalanes?

En principio, ninguna drástica. Si bien los consejeros destitutidos perdieron sus guardaespaldas, todos los diputados seguirán cobrando hasta la constitución del nuevo Parlamento que salga de las elecciones. El dinero es transferido por Madrid, debido a que Rajoy tomó también el control de las finanzas catalanas. También los diputados independentistas en el Congreso de los Diputados en Madrid mantienen su acta y su sueldo, pese a que consideran que forman parte de una "república independiente" desde el viernes.

¿Qué impacto social tendrá la intervención de Madrid en la región?

Reducido, en parte porque la escalada de tensión por el proceso soberanista lleva ya semanas lastrando la convivencia. Compañeros de trabajo, amigos y familias quedaron divididos por la situación. "He perdido amigos que tenía desde la infancia", dijo Pedro, un abogado catalán. Muchos esperan que la vuelta a la normalidad con los comicios ayude a la reconciliación.

¿Participarán los partidos independentistas en las elecciones del 21 de diciembre?

Es una de las grandes incógnitas. El plazo para inscribir candidatos y partidos participantes finaliza el 18 de noviembre. Aunque en un principio se especuló con que pudieran boicotear las elecciones, hoy hubo señales de que no descartan participar.

¿Volverá a ser candidato Puigdemont?

En contra de lo que se llegó a pensar, Madrid no impedirá una candidatura del "president" destituido... siempre que no esté en prisión: el político de 54 años podría ser acusado y detenido ya mañana lunes por un presunto delito de rebelión, castigado con hasta 30 años de cárcel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)