28 de septiembre de 2015 11:37

Rajoy mantiene su negativa a hablar sobre independencia de Cataluña

El presidente de España, Mariano Rajoy, dijo estar abierto al diálogo con los vencedores de las elecciones en Cataluña, pero dentro del marco de la Ley. Su declaración descartó discutir sobre una posible separación de España. Foto: AFP

El presidente de España, Mariano Rajoy, dijo estar abierto al diálogo con los vencedores de las elecciones en Cataluña, pero dentro del marco de la Ley. Su declaración descartó discutir sobre una posible separación de España. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Mariano Rajoy se mantiene impasible tras las elecciones del domingo en Cataluña. La victoria de los secesionistas, que configurará un Parlamento regional de mayoría independentista, no ha hecho variar su negativa a dialogar sobre la separación de la región.

Un día después de que la lista del jefe del gobierno catalán en funciones, Artur Mas, y la del partido independentista CUP sumaran juntas 72 de los 135 escaños que se repartían en unos comicios presentados como plebiscitarios, Rajoy ofreció hoy 28 de septiembre del 2015, diálogo al Ejecutivo catalán que formen los independentistas, siempre y cuando los temas a tratar estén "dentro de la ley".

"Toda la colaboración de mi gobierno, siempre dentro de la ley", manifestó en La Moncloa, donde compareció ante los medios. "Lo que no estoy dispuesto es a liquidar la ley", insistió. Eso supone mantener la puerta cerrada a una negociación con los secesionistas para celebrar un referéndum de verdad y dentro de la ley sobre el futuro de Cataluña.

Rajoy, que se implicó directamente en la campaña electoral catalana, la inició negando el carácter plebiscitario que le dio Artur Mas, pero la terminó pidiendo a los catalanes el voto en catalán para mantener a España unida.

Hoy interpretó los resultados de los comicios catalanes en función de los votos y no de los escaños obtenidos por los secesionistas, cuatro por encima de la marca mínima que fijó Artur Mas para proseguir con el proceso secesionista y declarar la independencia catalana en un plazo máximo de año y medio.

"Los partidarios de la ruptura nunca tuvieron el respaldo de la ley y desde ayer sabemos que tampoco tienen el apoyo de la mayoría de la sociedad catalana", dijo Rajoy.

Sumados los sufragios recibidos por Junts Pel Sí, la lista auspiciada por Mas, y por la CUP, rozan el 48 por ciento.

Mientras Junts Pel Sí y la CUP se disponen a negociar la formación de un gobierno catalán en el que Artur Mas, rechazado por el partido izquierdista, podría tener que ceder la jefatura y quedarse fuera, Rajoy llamó a ese Ejecutivo "a superar la fractura" abierta y "devolver a Cataluña a la senda de la convivencia normalizada y del respeto a las leyes".

La CUP, un partido secesionista y antisistema de izquierdas, reiteró hoy su negativa a investir a Artur Mas como jefe del Ejecutivo y consideró, además, que con el 48 por ciento de los votos, no se puede considerar ganado el "plebiscito" del domingo, por lo que descarta una declaración unilateral de independencia.

Sin embargo, cree que el apoyo recibido en las urnas confirma que el independentismo en Cataluña es la opción mayoritaria "y el camino que hay que seguir".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)