8 de marzo de 2017 00:00

Rafael Correa cesó a 17 altos oficiales desde el 2016

6 de marzo 2017. El Presidente cesó a Luis Castro (segundo desde la der.) y también a otros tres generales del Ejército.

6 de marzo 2017. El Presidente cesó a Luis Castro (segundo desde la der.) y también a otros tres generales del Ejército.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 116
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 17
Javier Ortega
(I)
[email protected]

El cese anticipado del general Luis Castro es el último episodio de los roces entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas. Desde febrero del año pasado, 17 altos oficiales de las tres ramas han salido de la institución por decisión del Primer Mandatario.

Solo anteayer, el Ejecutivo sacó del Ejército a cuatro generales: Luis Castro, Carlos Egüez, Carlos Rodríguez y Gustavo Cabrera. Estos oficiales estaban por delante de Édison Narváez, quien finalmente fue designado como comandante de la Fuerza Terrestre.

Castro llevaba en el cargo desde febrero del 2016 y aún le quedaban 11 meses de funciones, pues la normativa interna exige dos años de período.

El anterior Alto Mando tampoco cumplió ese ciclo; el presidente Rafael Correa cesó a los oficiales 60 días antes.

Previo a que se registraran los primeros roces, el Jefe de Estado decía que este Régimen ha dado estabilidad a la institución castrense. El 3 de mayo del 2014, por ejemplo, Correa señalaba esto: “Antes de nuestro Gobierno nunca los jefes del Comando Conjunto terminaban sus dos años de ley”.

Esas declaraciones las dio luego de que posesionara a la cúpula militar conformada por Luis Garzón, como jefe del Comaco; Carlos Obando, como comandante del Ejército; a Raúl Banderas, al frente de la Fuerza Aérea; y a Luis Jaramillo, en la Marina.

Mientras operaba esa cúpula militar se originaron las confrontaciones más evidentes.

En noviembre del 2015, por ejemplo, más de 25 altos oficiales de las tres ramas de la institución llegaron a la Corte Nacional de Justicia. Garzón lideró el recorrido y dijo que su presencia es para respaldar a los uniformados en servicio pasivo enjuiciados por perpetrar supuestos delitos de lesa humanidad entre 1985 y 1988.

Sobre esta intervención, el Mandatario lamentó que “no se haya superado ese discurso tan simplista, tan elemental, de defensa institucional”.

Tres meses después, en febrero del 2016, esa misma cúpula habló ante los medios y cuestionó el descuento de USD 41 millones de las cuentas del seguro militar (Issfa).

Una hora después de ese discurso, Correa reaccionó en Twitter y anunció el “cese anticipado” de ese Alto Mando. Y luego nombró al vicealmirante Oswaldo Zambrano como jefe del Comando Conjunto, a Luis Castro, como comandante del Ejército; a César Merizalde, como máximo jefe de la Fuerza Aérea; y a Ángel Sarzosa, al frente de la Marina.

En junio del 2016 hubo nuevos cambios. Correa destituyó a Sarzosa y designó a Fernando Noboa en su reemplazo.

Sarzosa había enviado una carta al Mandatario donde le pedía que rectificara declaraciones que dio en su enlace ciudadano sobre el funcionamiento de los liceos navales. El Presidente dijo que no discutiría con sus subalternos.

En diciembre pasado se dieron más relevos. Correa dejó afuera de las filas militares a Zambrano y a Noboa. En total, en esa ocasión ocho oficiales salieron de la Marina y la FAE.

Castro y Merizalde fueron los únicos uniformados que se movieron de la cúpula militar designada en febrero del 2016.

Aunque a Castro le faltaban 11 meses para concluir su período, el martes 21 el oficial puso a disposición su cargo.

Un día antes, el exjefe militar fue parte del Consejo de Generales que pidió que se respetara “sin condición ni presión alguna” el pronunciamiento de los ciudadanos en las urnas.

El lunes, tras conocer su cese, Castro reiteró que el Consejo sí se reunió y “fueron comunicados todos los generales”. Dijo que primero se concentraron en la Comandancia del Ejército y luego vía Internet. Pero el Ministerio de Defensa lo desmintió y señaló que “el supuesto Consejo al que se refiere Castro, podría haberse dado como una reunión irregular”. Por eso “carece de la calificación y no se ha podido evidenciar la convocatoria, ni la resolución firmada por todos”.

Fuerzas Armadas

5/02/2016


El Alto Mando militar, liderado por el general Luis Garzón (segundo desde la der.), cuestionó el descuento de USD 41 millones del Issfa. Una hora después, el Presidente los destituyó y nombró a una nueva cúpula. “Yo soy el Jefe de las FF.AA. y no permitiré que nadie me desobedezca”, advirtió.

22/06/2016

El Primer Mandatario cesó al vicealmirante Ángel Sarzosa (c) de la Jefatura de la Marina. El oficial había pedido al Presidente que rectificara sobre unas declaraciones que dio en su sabatina. Correa dijo que no discutirá con sus subalternos. En su relevo, el uniformado fue despedido con honores.

10/12/2016

El Jefe de Estado desvinculó de las filas castrenses a Oswaldo Zambrano (centro) y a Fernando Noboa (der.), de la jefatura del Comando Conjunto y de la Marina. Además de esos cambios, el Presidente cesó a otros seis oficiales. Noboa había pedido mayores recursos para el control en altamar.

6/03/2017

El Presidente cesó a Luis Castro (segundo desde la der.) y también a otros tres generales del Ejército. Ese día, tras conocer su destitución, el exjefe militar expresó su “profundo malestar porque este tipo de decisiones afectan la estabilidad del Ejército Nacional, su cadena jerárquica y su disciplina militar”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (3)