6 de mayo de 2016 12:06

Rafael Contigo Siempre planea entregar las firmas para lograr consulta popular hasta julio

Pamela Aguirre, del colectivo Rafael Contigo Siempre, explicó el cronograma que tienen previsto ejecutar para recolectar las firmas y lograr que se derogue una transitoria de las enmiendas. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Pamela Aguirre, del colectivo Rafael Contigo Siempre, explicó el cronograma que tienen previsto ejecutar para recolectar las firmas y lograr que se derogue una transitoria de las enmiendas. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 980
Triste 7
Indiferente 4
Sorprendido 5
Contento 154
Adriana Noboa
(I)

Las elecciones de 2017 “no serán lo mismo sin nuestro candidato (el presidente Rafael Correa) en la papeleta”, porque “estamos hablando de la posibilidad de que el país siga siendo gobernado por una persona que nos ha dado educación, salud, vialidad y que, en el mismo terremoto, las entidades actuaron de forma urgente”, dice Pamela Aguirre, de la agrupación Rafael Contigo Siempre.

“Nosotros creemos que ahora más que nunca este es un momento histórico en el cual él mismo (Correa) debería pensar en volver a candidatizarse”, agregó.

Por eso, el colectivo acudirá en la semana del 9 de mayo del 2016 al Consejo Nacional Electoral (CNE) para solicitar los formularios para la recolección de firmas. Así, la iniciativa de llevar al país a las urnas, para permitir la reelección inmediata del presidente Rafael Correa, seguirá adelante.

La agrupación, liderada por Aguirre y Stephania Baldeón, está retomando su propuesta y se reunirá este fin de semana para continuar su plan.

Según Aguirre, después del terremoto detuvieron todas sus actividades para concentrarse en ayudar a los damnificados, hasta el domingo 1 de mayo, en que terminó el luto nacional decretado por el Ejecutivo.

La inscripción de candidaturas, según el calendario electoral, debe hacerse del 19 de octubre al 18 de noviembre y todos los candidatos deben ser elegidos a través de los procesos de democracia interna de sus organizaciones políticas.

El último referendo nacional, en mayo de 2011, le costó al país USD 22 millones. Y las críticas contra el colectivo, por continuar con su iniciativa pese a la emergencia nacional por el terremoto, no se han hecho esperar.

Pero Aguirre responde que no se le puede poner un precio a la democracia y que tampoco se les pueden pedir que renuncien a derechos constitucionales como el de impulsar una enmienda.

La líder de esta agrupación dice que ella y Baldeón han recibido muchos pedidos de que continúen trabajando por el referendo. Y agrega que especialmente recibieron solicitudes en Manabí, la provincia más afectada por el sismo del 16 de abril y también desde los migrantes en el exterior.

Además sostiene que, “aunque sabemos que constitucionalmente no se puede hacer…, nos preguntamos, si tanto les preocupan los costos, ¿que pasaría si aplazamos la elecciones dos años para que con los USD 135 millones que cuestan se pueda reconstruir el país?”.

Saben que tienen el tiempo en contra. Por eso no pueden aplazar más la recolección. Y las metas no han cambiado: quieren reunir tres millones de firmas y entregarlas al CNE hasta finales de julio, como fecha límite, para lograr que Correa vuelva a la papeleta de votación.

Para lograrlo, necesitan al menos de un millón de firmas (equivalentes al 8% del padrón electoral) que apoyen la idea de una consulta popular en donde el electorado decida si derogar o no la transitoria segunda de las enmiendas, aprobadas por la Asamblea Nacional en diciembre, que impide en 2017 la postulación de las autoridades reelectas antes de mayo de ese año.

Y para conseguirlo, tienen que empezar lo más rápido posible a trabajar con un grupo de 5 000 voluntarios con los que Aguirre dice contar, para empezar con la recolección apenas tengan los formularios.

Se dividirán por provincias y por ciudades. La logística y los gastos correrán por cuenta de cada uno y por las colaboraciones de quienes respalden la iniciativa, según Aguirre. Ella afirma que hay quienes han ofrecido recoger desde 10 hasta 2 000 rúbricas.

Para evitar problemas en esa etapa, pedirán una capacitación al Consejo Nacional Electoral, para conocer los detalles de cómo llenar correctamente los formularios. Tras el escándalo de las firmas falsas en 2012, la autoridad electoral modificó sus reglamentos, para hacer penalmente responsable de la información entregada a quien se haga cargo de cada formulario.

El 13 de abril pasado, la Corte Constitucional (CC) emitió un dictamen mediante el cual avaló el procedimiento de convocar a un referendo para reformar la Constitución. Por eso ordenó al CNE que entregue los formularios.

Y, aunque la entidad no ha dicho nada sobre la constitucionalidad de la pregunta planteada, Aguirre considera que el pedido era claro. En este estaba incluida la pregunta y por eso cree que no hace falta otro pronunciamiento de la Corte.

Este Diario solicitó una aclaración a la CC en varias ocasiones, pero la única respuesta fue un boletín en el que reitera que solo “se limitó a calificar el procedimiento que debe seguirse”. Además el mismo dictamen dice: “lo cual no impide el ejercicio de un control de constitucionalidad posterior por parte de este Organismo”.

En caso de que la agrupación cumpla con todos los requisitos y logre llevar al país a las urnas, tendría que hacerlo antes de que Alianza País lleve a cabo su convención nacional para designar candidatos. La reunión está prevista para octubre.

Responda el sondeo:

Pamela Aguirre y Stephania Baldeón, del colectivo Rafael Contigo Siempre, necesitan al menos de un millón de firmas que apoyen su propuesta de consulta popular en la cual se pregunte a la población si está de acuerdo con derogar o no la transitoria segunda de las enmiendas que impide la postulación de las autoridades reelectas antes de mayo del 2017.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (46)
No (102)