29 de December de 2009 00:00

Rafael Correa intenta reagrupar a A. País

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política
politica@elcomercio.com

En  sus declaraciones públicas, varios integrantes de la bancada de Alianza País en la Asamblea aseguran que entre ellos y el presidente Rafael Correa no existen fisuras.
 
Que más allá de la algarabía política que desató, el martes pasado, la suspensión temporal de Teleamazonas y el retiro de la frencuencia a la radio shuar La Voz de Arutam, las cosas en el oficialismo marchan en relativo orden. En ambos casos intervinieron  la Superintendencia de Telecomunicaciones y el Consejo Nacional de Telecomunicaciones. 
 


7 puntos
tiene el acuerdo sobre la Ley de Comunicacióan que Cordero firmó con la oposición.

Vethowen Chica, Rosana Alvarado, Pamela Falconí, César Rodríguez y Betty Carrillo no ven divisiones internas y menos una incipiente pugna de poderes. Es una lectura  más bien distante de las discrepancias  que, en los últimos días,  han evidenciado  el presidente Correa y el titular de la Legislatura, Fernando Cordero.

Mientras el Mandatario defendió, en su cadena sabatina, la legalidad de las  sanciones a ambos medios -porque estuvieron enmarcadas en un reglamento vigente-, Cordero  insiste en lo inoportuno de la medida, pues puso en riesgo  el  acuerdo legislativo   del oficialismo y la oposición.
      
Para Correa, ese compromiso político no es prioritario. Lo dijo públicamente el sábado. Para él un acuerdo de esta magnitud  implica armar un consenso con las fuerzas del pasado que, a su juicio, aniquilaron al país.



Dos reuniones claves
En la cita de la bancada de País, que debía realizarse anoche, se tenía previsto consolidar una posición de bloque frente al tema de las reformas penales que se discuten hoy. 
El presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, estuvo ayer en Cuenca. En la tarde tomó un vuelo para Quito, a fin de asistir al encuentro de anoche.  
El asambleísta    Virgilio Hernández, uno de los coordinadores de la bancada,  defendió las discrepancias, pero dijo que primará la decisión colectiva. Y también defendió el acuerdo, logrado de manera transparente.    
En la entrevista que Cordero concedió a El Universo habla de lo peligroso que resultan los “cepillos” que van donde el Presidente y le cuentan verdades a medias. No dio nombres.   

Cordero, de su lado,  se mantiene en la  tesis de defender ese acuerdo como una vía para apoyar el debate de una Ley de Comunicación “inteligente”.

Y si el acuerdo con la oposición no es una prioridad para Correa, para Cordero tampoco lo es seguir sus declaraciones cada sábado en el enlace ciudadano.

En una  entrevista difundida el lunes en diario El Universo,  el titular de la Legislatura defendió  lo acordado: “A quienes firman el acuerdo no los he escogido yo sino el pueblo ecuatoriano. No es mi culpa ni del Presidente. Los siete puntos no tienen nada que ver con el pasado, estamos revirtiendo algo negativo en positivo...”. 

En el movimiento oficial, a más de un legislador le cayeron  mal las palabras de Correa. En especial en  las que se refería a  traición y apostar por la muerte cruzada. 

El asambleísta   Fausto Cobo (PSP) cree que las sanciones a  ambos medios y el acuerdo han puesto a Cordero en una  dura disyuntiva. “De por medio está su palabra; el compromiso por sacar adelante lo acordado  que de manera entusiasta impulsó el 17de diciembre y que Correa no lo comparte”. Para Cobo, el poder de Cordero está a prueba, pues durará lo que el  pragmatismo Correa  considere necesario.

Hoy, incluso, el Titular de la Asamblea difundió en varios medios el acuerdo al que llegaron con la oposición. 

Sin embargo, según   Chica, el acuerdo sobre la Ley de Comunicación es algo muy puntual, y sobre éste  no se pueden tener pugnas  con el Ejecutivo porque más allá de eso hay un plan de trabajo  que ambos poderes comparten.
 
Entre tanto, ayer, la bancada de A. País se reunió  desde  las 18:00, para hablar del malestar por las declaraciones  de Correa y de la coyuntura política, con Cordero a la cabeza.
 
Esa cita es la  antesala de  otra que  tendrán los asambleístas con el presidente Correa, mañana, desde las 14:00, en Carondelet.

Pamela Falconí, quien asistirá al encuentro, dice que es importante en este punto dar todas las explicaciones del caso al Presidente,  sobre el alcance del acuerdo político  al que los convocó Cordero  de la mano de la oposición. “No estamos vendiendo la patria. Este acuerdo tiene puntos claros y servirá para
viabilizar la Ley de Comunicación”. Para esta legisladora, se trata de un   texto básico  que  no le resta capacidad de colegislador al Ejecutivo. Solo garantizó  el diálogo en  la Asamblea.

Todos los legisladores de País están invitados a la cita, según Falconí. La convocatoria se hizo telefónicamente a cada uno, desde el despacho presidencial, agregó.  

Si bien los asambleístas buscan explicar los alcances del acuerdo a Correa, en el movimiento  también se busca    evaluar   las suspensiones a Teleamazonas y a La voz de Arutam, con cabeza fría.

César Rodríguez , de la línea dura de País, dice que la decisión de la Supertel ha sido respetada. “En la bancada hubo críticas por la oportunidad, pero luego supimos que era legítima, creemos que es una cosa superada”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)