21 de abril de 2016 17:00

Los radioaficionados, un nexo entre damnificados, rescatistas y sus familias

Radioaficionados se organizaron para apoyar en temas de comunicación después del terremoto en la povincia de Manabí. Foto: EL COMERCIO

Radioaficionados se organizaron para apoyar en temas de comunicación después del terremoto en la povincia de Manabí. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 20
Mario Alexis González

El terremoto que devastó varios territorios en la zona costera ecuatoriana ocurrió el sábado 16 de abril, a las 18:58. Dos minutos más tarde, a las 19:00, los aficionados del Quito Radio Club hicieron los primeros contactos con radioaficionados de Portoviejo, Guayaquil y Manta y pudieron conocer el impacto real del fenómeno natural.

Desde ese momento, y teniendo a la vista una de las peores emergencias que ha tenido el país, este Club capitalino sin fines de lucro tomó la decisión de actuar como parte del contingente de comunicación en la emergencia. Un colega radioaficionado de Guayaquil tomó la decisión de viajar a Portoviejo, y ser el nexo con el Quito Radio Club.

Desde la noche del sábado hasta las 15:30 de este jueves 21 de abril del 2016, los integrantes de esta agrupación han recibido 130 mensajes desde la zona de desastre. El objetivo principal de esta gestión es comunicar a las personas que están en la zona cero, damnificados y rescatistas; con sus familias.

Rafael Baldeón, integrante de la Comisión Técnica del Club, comenta dos mensajes recibidos. Su contacto en la zona de desastre les informó sobre el fallecimiento de una familia de cinco integrantes en un hotel colapsado, les confirmó sus identidades y que el resto de la familia estaba en España. Contactaron a un radioaficionado del país europeo y él fue el encargado de dar el triste mensaje a la familia de las víctimas.

Hoy, por otro lado, recibieron la comunicación de seis rescatistas que llegaron desde República Dominicana hasta Manabí. El interés de los voluntarios es que se comuniquen con su familia en su país y les digan que están bien. Ahora la labor del Quito Radio Club es ubicar un aficionado en República Dominicana para que sirva de nexo.

Baldeón explica que la labor de los radioaficionados en las emergencias siempre se ha enmarcado en la comunicación entre las víctimas y sus familias. Esta entidad continuará realizando esta actividad mientras dure la emergencia en el país por el terremoto en la zona costera. Incluso, analizan la posibilidad de ubicar repetidoras móviles en la zona afectada y enviar voluntarios al sitio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)