24 de August de 2010 00:00

La Zona Azul tendrá 7 475 plazas de parqueo hasta noviembre

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Dos nuevas etapas del proyecto de estacionamientos rotativos, denominados Zona Azul, buscan incorporar 5 831 nuevos parqueaderos tarifados entre la calle Santa Prisca y la av. la NN.UU.

Estos se sumarán a los 1 644 puestos en La Mariscal, lo cual suma 7 475 plazas, que estarán habilitadas hasta noviembre.La primera etapa empezó a funcionar en una fase de adaptación desde el 16 de agosto. En esta se ha previsto la incorporación de 3 673 plazas de parqueo tarifado en los sectores de La Carolina y La Pradera. (Ver infografía)

En la primera semana de operación de la nueva Zona Azul se vendieron cerca de 17 000 tarjetas. Así lo confirmó Adrián Herrera, gerente de terminales y estacionamientos del Municipio.

Tras dejar su carro en uno de los estacionamientos del parque La Carolina, Mario Ramos buscaba monedas en sus bolsillos para pagar la tarjeta de Zona Azul.

Él dijo que el sistema tarifado ayudará a ordenar y regular el uso de las vías y espacios públicos utilizados como parqueaderos.

En cuatro días, Matías Tayupanda, cuidador del parqueadero del sector de la calle Portugal, ya había vendido más de 50 tarjetas.

“Algunos choferes todavía no quieren comprar las tarjetas. Dicen que se demoran solo 5 minutos pero se quedan más tiempo”.

Germánico Pinto, gerente de la Empresa de Movilidad, afirmó que las sanciones se aplicarán a partir del jueves 2 de septiembre.

Con Tayupanda trabaja Jorge Bernal. Cada vez que un carro ocupa una plaza del parqueadero, ellos se acercan a los conductores para ofrecerles las tarjetas.

En lo primero que se fija la gente es en el chaleco azul y la gorra del mismo color que dice Zona Azul.

Ese uniforme les costó USD 16, que tendrán que pagar en cuotas de USD 1 semanal.

En la calle República de El Salvador, Vicente y Santa Sabando se resguardan del sol bajo un anuncio publicitario en el parterre.

Desde ahí vigilaban la llegada de los conductores que buscaban estacionamiento en la vía. En la esquina de la República de El Salvador y Portugal, Geovana Tulcanazo corrió de un lado a otro ofreciendo las tarjetas de Zona Azul. En la misma zona también trabajan cinco familiares más.

Para la fijación de las nuevas etapas, el Municipio decidió incorporar al proyecto a los cuidadores que ya laboraban en los sectores y serán parte del sistema de parqueos tarifados.

Cerca de 400 personas se incorporarán como vendedores sin ninguna relación laboral con el Municipio. Herrera dijo que ese número puede variar según la demanda y la forma en que se organicen los propios cuidadores.

En la zona recién habilitada estos no tienen ninguna forma de organización gremial.

Herrera está consciente de que esa informalidad podría generar algunos problemas.

Uno de ellos es la regulación del horario de trabajo de los cuidadores. Al no tener una relación de dependencia laboral con el Cabildo, ellos no están obligados a cumplir un horario de trabajo. Eso podría generar evasión del sistema y posibles sanciones.

En caso de ausencia de un cuidador, Herrera explicó que los policías metropolitanos asignados a cada zona también podrán vender las tarjetas. Ese mecanismo solo se aplicará en los nuevos sectores y no en La Mariscal.

El Municipio tampoco delimitó la zona de cada vendedor.

“Ellos se organizan en función del nivel de rotación de los estacionamientos”.

La operación en el barrio Juan Montalvo sigue suspendida hasta llegar a un acuerdo con los moradores del sector.

Uno de los problemas es la señalización de la Zona Azul frente a los parqueaderos de aproximadamente 100 viviendas. Herrera dijo que algunos moradores incumplieron la Ordenanza 031 que permite utilizar solo el 40% del frente de cada lote como acceso vehicular. Los casos serán analizados individualmente con base en los planos aprobados por el Municipio. Existen 300 espacios de parqueo con este problema.

Las líneas azules y blancas también se pintaron en el sector de Santa Clara. Esa y otra zona más en el sector de La Mariscal son parte de la segunda etapa de extensión de la Zona Azul. Ahí se crearán 2 158 plazas más.

Para definir el número de cuidadores, el Municipio hace un censo de los actuales. El parqueo tarifado en estos sectores está previsto para noviembre. 112 policías metropolitanos serán asignados a las cuatro nuevas zonas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)