2 de October de 2012 00:02

Quito vista desde la acuarela

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El próximo jueves se presentará el libro ‘Quito, Patrimonio de la Humanidad’, de Carlos Veloz. El acto será a las 19:00, en el Centro Cultural Metropolitano. La obra está dividida en seis secciones: atrios, patios y plazas; barrios, calles, escalinatas; y Quito moderno y alrededores. Hay breves narraciones y versos junto a las imágenes pintadas con acuarela.

El propósito es permitir que el público recorra la capital de una manera diferente, de la mano del autor, para que descubra maravillosos rincones de la ciudad Patrimonio de la Humanidad.

“Quito es en sí misma una acuarela, está llena de agua, de azules, de blancos, de una transparencia fenomenal”, asegura el autor. El libro será presentado por Lenin Oña, arquitecto e historiador. En el programa también se inaugurará una muestra de 60 acuarelas, algunas de ellas reproducidas en la publicación.

La exposición se montará en las salas I y II del Centro Cultural Metropolitano, ubicado en las calles García Moreno y Espejo (Centro). Estará abierta hasta el 21 de octubre de este año. La entrada será gratuita.

“Un acuarelista es un pintor de pintores, porque el dibujo es meditar y reflexionar, medir (y solo a ojo de buen cubero), es decir, apreciar distancias, largos, anchos y alturas, entender y captar el fenómeno de misterioso de la perspectiva, tan difícil de denominar, con sus puntos de fuga y líneas de horizonte y de tierra”, añade Oña.

Carlos Veloz es arquitecto de profesión, ha estado ligado al quehacer artístico desde la plástica y desde la cerámica y el vidrio, principalmente.

En la portada del libro está plasmada la imagen de la iglesia de San Francisco, uno de los íconos arquitectónicos de la ciudad patrimonial. En las páginas interiores está la plaza de La Merced, la calle de La Independencia, el barrios San Juan, la calle Oriente, las casas de La Marín, etc. En total son 100 ilustraciones hechas con acuarela.

En la contraportada hay un mensaje en el cual se resalta que todas las historias y los gráficos reflejan el paso del autor por la ciudad llena de contrastes, de rincones, de paisajes, que muchas veces pasan inadvertidos por quienes no los ven con los ojos del autor. En sí, un paseo por diferentes facetas de Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)