28 de May de 2010 00:00

La vía a Sangolquí no se congestionó

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Ayer fue el segundo día de repavimentación en la avenida General Enríquez y no hubo mayores complicaciones en el tránsito.

Los trabajos se realizaron en el carril que va desde El Triángulo a Sangolquí, en el tramo desde la calle Jipijapa hasta la calle Grupo Dávalos. El carril contrario funcionó en contraflujo.Vicente Estrella, conductor de una camioneta Toyota blanca, dijo que las obras no han afectado a la movilidad en el sector. “Está cerrado solo un tramo pequeño. Lo único que esperamos es que los trabajos concluyan rápido”.

El alcalde de Rumiñahui, Héctor Jácome, asegura que se evitará cerrar la avenida Gral. Enríquez durante las horas pico. También adelantó que los trabajos se realizarán solo de lunes a viernes.

El miércoles pasado se repavimentaron 100 m y para ayer estaba previsto que sean 200 m.

La ejecución de la obra tiene críticas. Marcelo Ayala, ex alcalde, envió una carta a la Prefectura de Pichincha (entidad que trabaja en alianza con el Municipio de Rumiñahui para la repavimentación) con cinco observaciones.

En el documento se señala que la obra es importante, pero primero se debería cambiar el sistema de agua potable del sector. “La mayor parte de la red tiene más de 50 años de instalada”.

Según Ayala, estas obras se deben ejecutar antes de continuar con la repavimentación, para evitar que el asfalto se destruya, otra vez, en el futuro.

Al respecto, Jácome informa que se realizarán trabajos de cambio de alcantarillado y de la red de agua potable en el sector del parque de San Rafael y en las calles aledañas. “Allí se aplicará una regeneración total”.

Jaqueline Iza tiene un restaurante de venta de hornado en la calle Grupo Dávalos y av. General Enríquez. Ella dice que los trabajos ya empezaron a afectar a su negocio. “Los clientes ya no pueden llegar con facilidad. Ojalá la reparación termine pronto”.

Iza no abrirá su restaurante de lunes a jueves, por la falta de clientes. Estela Díaz, moradora de Sangolquí, apoya la obra.

Reconoce que la vía está en mal estado y es un peligro circular por el lugar cuando llueve. “Hay muchos baches y se dañan las llantas de los carros”.

Otro morador de Sangolquí, Mario Yépez, afirma que la vía no ha sido reparada desde hace 15 años, por lo que apoya la regeneración. “El bien común debe primar frente a las incomodidades”.

Se repararán 3,9 kilómetros. El tramo que va desde El Triángulo hasta la calle Jipijapa será el último en repavimentarse.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)