10 de May de 2011 00:00

Una vía para destrabar la Maldonado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A la altura del puente de Guajaló, en el sur de la ciudad, en la intersección con la Morán Valverde, nace la calle Manglaralto. Es un vía paralela a la avenida Maldonado. La vía, que se extiende hasta la Teodoro Gómez de la Torre, tiene una extensión de 3,5 kilómetros. Por el centro está el trazado de las rieles del tren.

En los costados de la vía hay viviendas particulares y funciona todo tipo de negocios: papelerías, heladerías, consultorios médicos, pizzerías, lavadoras de autos, mecánicas y hasta un depósito grande de chatarra.

A las 10:00 de ayer, en dirección sur-norte, en la intersección de la Morán Valverde con la Manglaralto están estacionados autos, taxis informales, furgonetas y una volqueta. Los vehículos reducen el espacio de la calzada. Tampoco hay señalización que otorgue prioridad a una de las dos vías.

En esa esquina, cerca del campamento que tiene la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) está Patricio Medina. Él es conductor de un camión que lleva chatarra para dejarla en un depósito, a la altura de la Quimiag. Dice que la circulación por la zona es difícil porque “hay tramos donde la vía es estrecha, pero con los arreglos a veces es más fácil que ir por la Maldonado, porque hay menos carros”.

Cuatro cuadras más hacia el norte, cerca del cruce con la calle Ria Zabaleta, el camino es de doble sentido. Ese tramo está adoquinado y es más ancho, por lo que la circulación es más fluida. Sin embargo, hay vehículos estacionados a los costados y sobre la acera, lo cual complica el paso de carros y de peatones.

A las 10:08, entre la Quimiag y Ayapamba, está Geovanna Flores, moradora del sector. Ella dice que el arreglo de algunos tramos de la calle ha facilitado el tránsito, pero “se levanta el polvo y es molestoso porque todo se ensucia”.

A la altura de la Guanazan, el camino está arreglado con lastre. El paso es fácil, pero con el recorrido se levanta una nube de polvo.

A las 10:13, entre El Tablón y la Balzar, el camino es estrecho. En ese momento transitaba una volqueta en sentido norte-sur. Para poder pasar, los autos se detuvieron. Esto produjo una pequeña congestión en la circulación en sentido contrario. Ya en la Balzar, el cruce tarda unos minutos. Autos, furgones y tráileres no respetan la señal de Pare, por lo que la circulación se traba.

A las 10:13, cerca de la intersección con la Cube, a dos cuadras de donde termina la Manglaralto, el camino, en dirección sur-norte se pierde. Las viviendas están en una parte del camino.

El presidente de la Comisión de Movilidad, Patricio Ubidia, dijo que la habilitación total de la vía será en un mes. “Se están haciendo estudios. Además, hay que hacer arreglos en la vía y en las aceras. Ojalá sea en menos tiempo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)